La emergencia de los diez corregimientos y las 72 veredas del municipio de Ayapel, puede llegar a ser igual o peor que en el año 2021, cuando el río Cauca rompió por Cara e’ Gato en San Jacinto del Cauca, Bolívar.

En esta oportunidad volvió a salirse el cauce, el pasado 6 de mayo, por el mismo sitio. Eso ha hecho que el nivel del caudal aumente en forma considerable el nivel de las aguas en la ciénaga de Ayapel, afectando con ello a la población.

El cultivo que más se cosecha en el lugar es el arroz, por lo que se han perdido alrededor de 3 mil 800 hectáreas de este producto, que es la base de la alimentación de la comunidad.

Pero la situación se agravó más, el fin de semana anterior, con la destrucción del puente Los Negritos ubicado sobre el caño San Matías que incomunicó a varias localidades de esa región del San Jorge.

Además, existen cinco o seis viaductos más que han sacado la mano en los últimos años, y que merecen ser reconstruidos en esa zona del oriente de Córdoba.

Aunque el alcalde de Ayapel Hugo Armando Pinedo, decretó la calamidad pública, está realizando algunos traslados presupuestales para poder hacer las inversiones pertinentes.

El mismo mandatario solicitó la intervención de los gobiernos departamental y nacional para socorrer a los damnificados que ya están sufriendo como consecuencia de las aguas que han ingresado a las casas.

En ese sentido, el gobernador Erasmo Zuleta Bechara, se dirigió al gobierno central para aporte ayuda para contribuir con los afectados por las inundaciones del municipio de Ayapel.

Ayapel, al oriente de Córdoba, es el único municipio de esta sección del país que pertenece a la región de La Mojana.

Además, hacen parte de ese complejo de la depresión Momposina, los municipios de San Marcos, San Benito Abad, Majagual, Caimito, Sucre y Guaranda, en Sucre; San Jacinto de Cauca, Achí y Magangué, en Bolívar y Nechí, en Antioquia.