Las Verdades de Mancuso: Entre el coronavirus, la JEP y la Corte Suprema de Justicia.

El tema de Mancuso se volvió de interés nacional debido a que el exjefe de las AUC tiene las llaves de una caja de pandora que contiene los nexos más oscuros de la política y clase empresarial.

Por: Oswaldo Marchena Mendoza.

@marchenojob

La pandemia por el coronavirus frenó el aterrizaje de Salvatore Mancuso a Colombia. Los abogados de Mancuso, quien lleva más de 12 años detenido en los Estado Unidos, tratan de ganar una carrera contra el reloj para que el exjefe paramilitar no quede en manos de la Corte Suprema de Justicia y se mueven para que sea aceptado en la jurisdicción Especial para La Paz.

Medios nacionales e internacionales informaron que Mancuso, detenido en una cárcel de Atlanta,  se encuentra en cuarenta tras dar positivo en una prueba de coronavirus. Datos de DW Español indican que Estados Unidos acumula ya 100.047 fallecidos por COVID-19 y casi 1.7 millones de contagios, según un recuentro de la Universidad Johns Hopkins.

La Fiscalía General de la Nación y el Ministerio de justicia habían informado en abril que, a solicitud de las autoridades judiciales de Justicia y Paz, fue presentado al gobierno de los Estado Unidos una solicitud formal para la extradición de Salvatore Mancuso.

Por ahora, y si la JEP no se pronuncia antes, al volver al país, Mancuso tendrá que ir a prisión porque la Corte Suprema de Justica negó una solicitud de sus abogados donde pedían su libertad,  tras argumentar el alto tribunal que tiene otra investigación en su contra por `presuntos hechos cometidos después que dejó las armas con las autodefensas. De hecho Mancuso tenía programada una audiencia virtual el pasado 18 y 21 de mayo,  la cual no se pudo realizar debido al anunciado contagio por la COVID-19.

El tema de Mancuso se volvió de interés nacional porque el exjefe de las AUC tiene las llaves de una  caja de pandora que contiene los nexos más oscuros de la política y clase empresarial. La puja de los abogados de Mancuso con la Corte Suprema de Justica  buscas allanar el camino que lo conduzca a la JEP.

¿Estará dispuesta la JEP a abrirle la puerta a Mancuso?

Mancuso, que ya pagó su condena en los Estados Unidos ha tocado la puerta de la Jurisdicción Especial de Paz en varias oportunidades, pero hasta el momento ese modelo de justicia analiza si acepta o no dicha solicitud.

¿Qué  dijo, Patricia Linares, presidenta de la Justicia Especial para la Paz?: “El presentó una solicitud que está siendo estudiada y será resuelta en las próximas semanas”, le dijo la magistrada a la revista Semana.

Muchos comparecientes se encuentran condenados por otras instancias judiciales, le comentó Semana a la magistrada Patricia Linares, a lo cual respondió:  “Su acceso y permanencia dependen del cumplimiento de un compromiso de reparación integral con las víctimas, que incluye un aporte significativo y relevante a la verdad, mucho más alto que el establecido por la justicia que los condenó”.

Sobre los jefes paras, esto le dijo la presidente de la JEP a Semana: “Los paramilitares combatientes no son de competencia de la JEP. Sí lo son los terceros que financiaron, promovieron o auspiciaron la guerra; ellos pueden presentarse y someterse a un juicio de admisibilidad estricto que incluye evaluar la oferta de verdad que hace, la cual debe ser verificable, relevante y distinta a la conocida en la justica ordinaria”. Es en este escenario  donde el equipo jurídico de Mancuso teje letra menuda para lograr que el exjefe paramilitar tenga acceso a ese modelo de justicia.

De hecho, la defensa de Mancuso, ya radicó ante la Jurisdicción Especial para la Paz, la ampliación que dicho tribunal solicitó para tener en cuenta en su decisión de aceptarlo o no como compareciente.

La tarea jurídica de la defensa de Mancuso, es que sea aceptado, no como excombatiente paramilitar (cuyos hechos ya los investigó  y juzgó justicia y Paz), sino como un tercero que financió, promovió y auspició grupos al margen de la ley. De hecho, por medio de esa figura ya algunos excongresistas vieron la luz de la JEP.

Mientras tanto, en otra carera contra el reloj, el Uribismo alista el tercer intento para reformar y de paso dinamitar toda la estructura de la JEP. El Centro Democrático insiste nuevamente en modificar la Jurisdicción Especial de Paz, JEP. La iniciativa propone unas modificaciones en dicha justicia transicional que nació con el matrimonio de paz entre el pasado gobierno Nacional y la antigua guerrilla de las Farc.

Las víctimas hacen coro para que Mancuso sea admitido en las JEP, pero quienes acompañaron al exjefe de las AUC en las procesiones de desplazamiento y horror, lo quieren de nuevo en prisión y que su suerte quede atada a la Corte Suprema de Justicia.

Comentarios

Comentarios

Check Also

Inició proceso para la designación de rector de la Universidad de Córdoba para el periodo 2020-2025

El Consejo Superior de la Universidad de Córdoba a través del acuerdo 035 de 2020 …