Con la firma de varios compromisos entre la Gobernación y el Municipio de Montería con organizaciones indígenas del Convite Ecológico avanzan los diálogos entre las partes que reclaman cumplimiento de los acuerdos del Gobierno Nacional, que tiene programada una mesa de seguimiento el próximo mes de julio.

Este diálogo dado en el marco de la mesa de coordinación para la atención de la protesta social convocada por la Alcaldía de Montería, y la participación de la Gobernación con la fuerza pública, busca garantizar los derechos de las personas que protestan y también los derechos de las personas que no protestan, aseguró el secretario del Interior y Participación Ciudadana de Córdoba, Jairo Baquero.

Los acuerdos entre las partes, se dieron en la noche de este 11 de junio, después de varias horas de discusión, con el fin de avanzar en los requerimientos hechos al Gobierno Nacional, entre ellos, la personería jurídica a sus cabildos. Pero para eso, antes el Gobierno Nacional con el apoyo brindado por la Gobernación y Alcaldía se deberá hacer un estudio etnológico.

Entre otros de los compromisos que se desarrollarán entre el 13 y el 30 de junio, está solicitarle a Víctor Hugo Moreno, del Ministerio del Interior, entregar un informe del avance del plan piloto propuesto por la entidad el pasado 3 de mayo. Además, requerir a la UNP los avances de la socialización de la ruta de protección a las comunidades.

Así mismo, solicitar a la Agencia Nacional de Tierra realizar reunión con las comunidades que actualmente ocupan en humedal Berlín, y donde se tengan en cuenta el punto étnico del Acuerdo de Paz, y que la CVS le informe a las comunidades que ocupan dicho humedal la realidad jurídica del mismo, y las actividades que se pueden o no desarrollar de acuerdo a las características del predio.

De igual forma, se acordó solicitar acompañamiento de los representantes Afro e indígenas en las juntas directivas de la CVS. Y gestionar para que se realice la limpieza de canales internos a dicho humedal.

Acompañar a los líderes para requerir a la Dirección Seccional de Fiscalía el avance de los procesos que adelantan por denuncias formuladas por líderes sociales.

También convocar la última semana del mes de junio un Puesto de Mando Unificado con enfoque étnico, previo a la realización de acciones de hecho ponerse en contacto con el PMU para que se adopten las medidas de tipo administrativo y logístico que permitan garantizar la protesta social.