Entre los delitos atribuidos hay casos de homicidio, desaparición forzada, violencia basada en género, desplazamiento forzado y reclutamiento ilícito.

La Fiscalía General de la Nación, a través de la Dirección de Justicia Transicional, culminó dos macroimputaciones contra comandantes y exintegrantes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), por distintas conductas criminales ocurridas entre 1987 y 2005 en el norte del país.

Las diligencias se cumplieron en dos salas de Control de Garantías de Justicia y Paz, de la siguiente manera:

Tribunal Superior de Barranquilla

La Dirección de Justicia Transicional realizó macroimputación con el mayor número de hechos delictivos atribuibles al paramilitarismo durante la implementación de la Ley de Justicia y Paz.

En desarrollo de esta diligencia la Fiscalía imputó a Salvatore Mancuso Gómez, en su condición de comandante del grupo armado ilegal; y a 24 postulados más, desmovilizados del Bloque Córdoba, frente La Mojana y la Casa Castaño de las Autodefensas Unidas de Colombia, por la comisión de 4.071 hechos violentos que dejaron 6.552 víctimas en Antioquia, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena, Santander y Sucre.

Los hechos imputados están relacionados entre otros con: 1.116 homicidios; 2.023 casos de desplazamiento forzado, 371 hechos de desaparición forzada, 28 delitos por violencia basada en género, 10 de reclutamiento ilícito y 523 asociados a otros delitos.

Ante la Sala de Control de Garantías de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Barranquilla, un fiscal de la Dirección de Justicia Transicional imputó a los desmovilizados y solicitó medida de aseguramiento en atención a los parámetros establecidos en la Ley de Justicia y Paz.

Entre los hechos delictivos imputados se encuentra:

  • Masacre de Pichilín, ocurrida el 4 de diciembre de 1996, en jurisdicción de Morroa (Sucre). En la que Salvatore Mancuso y hombres a su cargo asesinaron a 11 personas y generaron un desplazamiento
  • Masacre de Tasajera, ocurrida el 1 de octubre de 1996. Hombres pertenecientes al Bloque Córdoba de las Autodefensa Unidas de Colombia incursionaron al corregimiento Tasajera, en El Guamo (Bolívar); y le ocasionaron la muerte a tres hombres y a una mujer, la cual fue Adicionalmente, ocasionaron un desplazamiento de los núcleos familiares de las víctimas.

Tribunal Superior de Bogotá

A Salvatore Mancuso Gómez y 22 hombres que integraron el denominado Bloque Montes de María de las Autodefensas Unidas de Colombia, la Fiscalía formuló imputación formalmente por 1.153 hechos delictivos registrados en los departamentos de Bolívar, Sucre y Córdoba. Dentro de los hechos criminales se destacan: 229 homicidios; y 108 desapariciones forzadas y 690 hechos por desplazamientos forzados.

Algunos de los casos imputados ante la Sala de Control de Garantías de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá son:

El 12 de marzo de 2003, cinco personas armadas ingresaron a un inmueble de la vereda El Penique, en Clemencia (Bolívar), asesinaron al señor Sebastián Herrera Ramírez y se llevaron a tres de sus hijos. Uno de ellos fue encontrado sin vida al día siguiente y de los otros dos se desconoce su

El 3 de diciembre de 2002, los hermanos Eliecer David y Jaime Beltrán Morales fueron asesinados en el corregimiento El Aguacate de San Onofre (Sucre), mientras se trasladaban en una camioneta junto a otras personas. Uno de los pasajeros y testigos de los hechos contó a la familia de la víctima lo sucedido; sin embargo, 15 días después fue desaparecido por un grupo El cuerpo fue ubicado y exhumado en diligencias realizadas en 2007, y posteriormente entregado a sus familiares.