Desidia y pereza en primer periodo de sesiones ordinarias del Concejo de Montería.

El único proyecto aprobado con gran impacto social fue presentado por el alcalde, mientras que la mayoría de los concejales sacan pechos por la reglamentación de las cabalgatas (objetado por el alcalde)

El actual Concejo de Montería está actuando de espaldas a la ciudad, y por ello el balance de su primer periodo de sesiones ordinarias es de una pobreza franciscana absoluta. Los recursos que le valen a los monterianos el funcionamiento del ente coadministrador del municipio, 231 millones en enero y 174 en febrero, por concepto de nómina, no corresponde con el pobre trabajo de los cabildantes.

Pocos proyectos, pasividad excesiva ante los grandes problemas que afectan a los habitantes de la ciudad, y debates insípidos, constituyen la hoja de ruta del Concejo de Montería.

Los proyectos. 

El concejal, Emiliano Pastor Álvarez, logró hacer aprobar un proyecto “Por medio del cual se adopta y se celebra en el municipio de Montería, el día municipal de las Juntas Administradoras Locales”. El proyecto fue radicado en la comisión segunda, donde el ponente fue el concejal, Alberto Cueter. El 13 y 21 de febrero se realizaron el primer y segundo debate para su aprobación.

El 24 de enero del presente año fue radicado el Proyecto de Acuerdo número 002, “Por medio del cual  se pidió una autorización al alcalde para salir del país”, el cual fue presentado por el alcalde, Carlos Ordosgoitia. Fue negado en la comisión segunda, con ponencia del concejal Salin Ghisays Martínez. 

En la discusión del citado proyecto, la coalición mayoritaria del Concejo se quitó la máscara y mostró sus verdaderas intenciones.  

El proyecto de acuerdo 003 es de la autoría del concejal, Leonel Márquez Sané, y tiene por objeto prohibir el uso de los plásticos de un solo uso en la contratación. Se estudió en la comisión segunda con ponencia de Salin Ghisays Martínez, y tuvo dos debates de aprobación  el 13 y 21 de febrero respectivamente.  

El 14 de febrero del presente año el alcalde, Carlos Ordosgoitia, radicó el proyecto de acuerdo por medio del cual se crea la tarifa diferencial para estudiantes. El texto fue estudiado en la comisión tercera con la ponencia del concejal, Andrés Negrete. Con ajustes el proyecto fue aprobado en el Concejo de Montería.

Hasta ahora, uno de los proyectos que más ruido ha generado en Montería, tiene que ver con el del concejal Billy Soto, y que pretendió  reglamentar las cabalgatas en la ciudad, el cual fue aprobado en la comisión segunda con la ponencia del concejal, Alberto Cueter. A pesar de ser aprobado en plenaria, este proyecto fue objetado por el alcalde Carlos Ordosgoitia. 

El 20 de febrero del presente año, la concejal, Arleth Casado de López, radicó un proyecto de acuerdo para “Institucionalizar el Festival del bollo dulce mocaricero”, el cual fue negado en la comisión segunda con ponencia del cabildante Salin Ghisays.  En los círculos políticos se interpretó que el proyecto fue negado, porque con ello la coalición mayoritaria del concejo le envió un mensaje de poder al alcalde, Carlos Ordosgoitia. 

Unos de los pocos proyectos que salieron adelante en el Concejo de Montería, tiene que ver con la “Creación de la comisión de tránsito y participación ciudadana en Montería”, de la autoría del concejal, Luis Carlos López, que contó con la ponencia del cabildante, José David Wberth. La pregunta que se hacen los ciudadanos es ¿Servirá para algo una comisión, que no cuenta con estudios técnicos, documentos y estadísticas para hacer recomendaciones?

El concejal Andrés Negrete, radicó el proyecto “Por el cual el concejo municipal exhorta al alcalde de Montería para exaltar la vida y obra del ilustre educador Elías Bechara Zainum, con motivo de cumplirse los 100 años de su natalicio”. El proyecto tuvo ponencia positiva en la comisión segunda del cabildante, José David Wberth. Aprobado. 

Las concejalas Arleth Casado y María Angélica Correa, radicaron el proyecto de acuerdo “por el cual se crea la comisión legal para la equidad de la mujer en el Concejo municipal de Montería y se dictan otras disposiciones”. El proyecto contó con la ponencia de Salin Ghisays en la comisión segunda. Su primer debate fue el 26 de febrero y el segundo el 6 de marzo. La iniciativa fue aprobada.

Otros dos proyectos de acuerdo, el 012 y el 013 fueron presentados por el alcalde. Uno fija el salario mensual del alcalde (comisión tercera, con ponencia del cabildante, Juan Rois Dereix) y el otro pretende modificar el Artículo 24 del Acuerdo 078 de 2017. Modifica el Estatuto Tributario.

Comentarios

Comentarios

Check Also

Cartagena se estaría hundiendo por el cambio climático.

Expertos aseguran que Ciénaga de la Virgen, Pasacaballos y Bocagrande son los lugares que más …