Calixto Avena, perdió el último partido de su vida contra la muerte (Crónica)

Por Domingo Cogollo Narváez

Especial para La Ventana de Córdoba

Fueron cuatro días que estuvo batallando su vida contra la muerte el deportista Calixto Avena Casas en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Vicente de Paúl de Lorica. Allí regresó con una neumonía asociada al Covid-19, el domingo 17 de enero. Había vuelto después de permanecer nueve días en el centro médico.

Y es que la lucha la dio, al igual que la daba, cuando jugaba en los diferentes equipos donde tuvo la oportunidad de militar. Era un deportista consumado e integral de esta rica tierra sinuana. Pero su actividad se apagó el jueves 21 de enero.

Cuando muchacho escuchaba en su pueblo natal las transmisiones de béisbol, donde mencionaban el nombre del pitcher Antonio Negrete, de Gavilanes de Sabana Nueva, a quien él quería imitar, ya que era un hombre que lanzaba fuerte al plato. Tan fuerte que lo llamaban ‘rompe guante’.

En su época juvenil en San Antero y luego como estudiante en Cartagena estuvo practicando atletismo, jugando béisbol, baloncesto y voleibol, deportes en los cuales siempre sobresalió.

Sin embargo, un día le dio por jugar fútbol. Y ahí se percató que ese podía ser su proyecto de vida. Fue entonces, cuando aprovechó su gran estatura, para convertirse en uno de los arqueros más importantes de la época.

Como futbolista, donde más se destacó, a comienzos del año 1962, integró la Selección Juvenil de Bolívar que participó en un Campeonato Nacional en el municipio de Girardot, Cundinamarca. Por su excelente actuación, esa vez, Efraín ‘El Caimán’ Sánchez, lo llamó para conformar la Selección Juvenil de Colombia de 1962, que intervino en un campeonato en Lima, Perú.

Sus actuaciones le valieron para que en 1964, fuera contratado por el Club Deportivo los Millonarios, logrando ser campeones en ese año. Avena Casas tenía una cualidad y una agilidad: volaba de un poste al otro en la portería, por eso lo apodaron ‘El Cohete’ Avena.

A finales del año 1965, cuando el Atlético Junior volvió al rentado colombiano, fue contratado por este club, con el cual jugó cinco temporadas, de 1966 a 1970. Pero con el equipo rojiblanco, nunca pudo ser campeón.

En el conjunto barranquillero tuvo compañeros como Othon Alberto Dacuhna, Dida, Quarentihna y Othon Valetín. La mayoría de ellos procedía de la Selección de Fútbol de Brasil.

Entre los colombianos, jugó con Arturo Segovia, Hermenegildo Segrera, Carlos ‘Papi’ Peña y Joaquín Pardo. Luego decide colgar los guayos en lo que al fútbol se refiere.

Pero Calixto Avena no sabía estar quieto, su cuerpo era pura fibra y le pedía mucha actividad. Por eso, luego que dejó el balompié, se radicó en Lorica y se vinculó al equipo de béisbol de primera categoría Lotería de Córdoba. Incluso, al final de su carrera como beisbolista, terminó dirigiendo al conjunto ‘lotero’ de su querida Lorica, donde además se desempeñó como comerciante.

Sin embargo, la carrera de deportista de Avena Casas no terminó ahí. Al filo de los 50 años, le dio por jugar softbol, un deporte bastante parecido al béisbol, pero que requiere menos esfuerzo y exigencia.

Calixto Avena Casas, había nacido en el municipio de San Antero el 18 de octubre de 1943, o sea que iba a cumplir 78 años. A esa localidad había llegado su padre, procedente de Italia, quien se casó con una sananterana. Sus estudios los realizó en Cartagena, donde comenzó a consolidar la actividad deportiva.

El deportista había estado hospitalizado por Covid-19, entre el 4 y el 13 de enero, cuando salió del centro asistencial. Pero el domingo anterior tuvieron que internarlo de nuevo por una neumonía que no lo no dejó regresar con vida a su morada.

El sepelio de Avena Casas se cumplió el mismo jueves 21 de enero en la noche, en el cementerio de Lorica, donde estuvo acompañado de sus familiares y algunos allegados. Calixto Avena, ha muerto, pero en el cielo le tapará los tiros a Diego Armando Maradona y le bateará de hit a Antonio Negrete.

Comentarios

Comentarios

Check Also

El alcalde de Montería hace un llamado a la ciudadanía a mantener las medidas de autocuidado

“No podemos decirle al guardia de seguridad o al portero ‘ombre déjame entrar’”, dijo Carlos …