En el corregimiento Kilómetro 12 se acabaron esas subidas hacia la institución educativa, por una vía llena de tierra, que en invierno se convertía en un lodazal. La Alcaldía de Montería consiguió que se pavimentara el tramo que va desde la carretera, hasta el colegio y ahora los habitantes del sector viven contentos.

Así lo manifestó Abimael Corrales, habitante del sector, quien afirma que la pavimentación “le ha cambiado el estilo de vida a las personas, ya que en el momento de lluvia, cuando salíamos, teníamos que salir con los pies sucios hacia la carretera, con los zapatos en las manos”.

Precisamente, ese era el objetivo al emprender este trabajo, facilitar la vida para los habitantes del lugar y quienes llegan de otros sitios. Mauricio Rodríguez, apoyo a la supervisión de la obra desde la Secretaría de Infraestructura de Montería destacó “el beneficio que le trae a la comunidad en general; solo falta la demarcación de la señalización vial; la Secretaría se encuentra presta a cualquier requerimiento que tenga la comunidad”.

Los más contentos son profesores y estudiantes de la I.E. Kilómetro 12 que van a esa sede. Vienen desde el casco corregimental, de las veredas e, inclusive, de Kilómetro 15. “Nosotros duramos 26 años amasando barro, entrando y saliendo en el invierno, y aspirando polvo en el verano. Ahora, con esta obra, hemos dado un paso importante para nuestra institución”, dijo Carlos González, coordinador de convivencia del plantel educativo. “Hemos recortado el tiempo de llegada, hemos visto que los estudiantes vienen con más alegría, con más ganas”, agregó.

Sí, porque ahora los 342 metros lineales de concreto hidráulico que hay desde la carretera, hasta el final del camino que lleva a la institución educativa, se recorren más cómodamente. Son cinco metros de ancho de calzada, espacio por el que llegan muchas caminantes, pero también pasan muchas motocicletas y pocos automóviles.

Todos coinciden en señalar que ha sido lo mejor, no solo para los habitantes del sector, sino para los visitantes. Así lo expone José Pitalúa Vargas, en un negocio de billares de su propiedad: “Me beneficia bastante, porque la gente llega más; entonces, ya uno está más tranquilo, porque uno se mantiene de su negocito y va llegando más personal, más gente; está llegando más el billetico”.

Entre tanto, Adalgisa Vega, presidenta de la Junta de Acción Comunal del Kilómetro 12, afirma que esta es una lucha que se dio desde hace mucho tiempo. Explicó que “desde hace unos 18 años atrás, se venía organizando con el Municipio; que sí, que ya está, bueno, pero nunca se había visto que fuera una realidad, como sí es ahora”, expuso.

La obra de pavimentación en el corregimiento Kilómetro 12, además, incluye un tramo en otro sector del casco corregimental, que sigue avanzando. Hace parte del contrato de Corredores Rurales, que financia Invías.