Alcalde de Momil entregó contrato para recuperación de espacio público en tiempos de cuarentena y con familias aguantando hambre.

“En un municipio donde la cuarentena trajo desempleo y hambre, con vías abandonadas, no es justo que se gasten los recursos en asesorías”

El alcalde de Momil, Gabriel Bitar, es una caja de sorpresas. No contento con haber entregado un contrato por más de 350 millones de pesos,  a la Fundación Bienestar Productividad y Progreso (todos saben en el municipio quienes son los dueños) presuntamente para la atención integral de grupos vulnerables (de eso nada se ha visto), ahora llama la atención un contrato con la Fundación Profesional COACH por 33 millones de pesos, para recuperar el espacio público.

El referido contrato se firmó el pasado 25 de junio y tiene el propósito de: “Prestación de Servicios Profesionales de asistencia técnica para el fortalecimiento en la Secretaría de Gobierno en temas relacionados con el registro de los ocupantes y recuperación del espacio público y el fomento de una cultura ciudadana en Momil”.

En plata blanca quiere decir que le está pagando 35 millones de pesos para que realice unas funciones propias de las secretarías de gobierno en los municipios de Colombia. Los habitantes del municipio se vienen pronunciando en redes sociales: “En un municipio donde la cuarentena trajo desempleo y hambre, con vías abandonadas, no es justo que se gasten los recursos en asesorías”.

Ni un mercado con recursos del municipio.

Otra de las molestias de los habitantes de Momil con la actual administración, es que a la fecha la Alcaldía no se ha gastado un peso de su presupuesto para entregar ayudas humanitarias. Los mercados que se entregaron tienen que ver con el convenio que el municipio firmó con la Gobernación de Córdoba.

Vías rurales olvidadas y destruidas.

La Momil rural no está en la agenda del alcalde Gabriel Bitar. La vía Sabaneta-Guaymaral es utilizada por camiones que transportan material para la construcción de la placa huella Guaymaral-Sabaneta, y precisamente ese tráfico pesado terminó de destruir la vía.

Desde el corregimiento de Sabaneta se escucha el clamor del líder Jaime Luna daza, “Encuarentenao, sin empleo, sin agua, con vías malas, sin atención en salud y sin los beneficios del plan de desarrollo municipal”.

Comentarios

Comentarios

Check Also

Colombia ya no baja de los 10.000 casos y se acerca cada vez más a los 400 muertos.

Este lunes el Instituto Nacional de Salud reportó 10.199 nuevos contagios y 367 fallecidos en …