Senador Martín Morales Diz fue condenado a 25 años por narcotráfico.

La Sala Penal de la Corte Suprema encontró responsable al dirigente cordobés del partido de la U y tendrá que pagar una multa de más de $36 millones.

El suspendido senador del Partido de la U Martín Emilio Morales Díz acaba de ser condenado a 25 años y dos meses de prisión por nexos con Las Águilas Negras. La Corte Suprema encontró responsable al dirigente político por una grave acusación que incluye, además, la existencia de un supuesto negocio de envío de cocaína al exterior, en hechos ocurridos cuando fue alcalde de San Antero entre 2004 y 2007.

La Sala Penal aprobó la ponencia del magistrado Eyder Patiño quien presentó ponencia el pasado 19 de abril y lo encontró responsable de los delitos de concierto para delinquir agravado; tráfico, fabricación o porte de estupefacientes; tentativa de homicidio agravado; y porte ilegal de armas y munición de uso privativo de las Fuerzas Armadas. Morales Díz, sin embargo, fue absuleto por el delito de homicidio agravado.

En este caso, el magistrado Patiño había dicho que el expediente debía remitirse a la Sala Especial de Primera Instancia, que se creó con la reforma de la doble instancia para aforados y que todavía no ha sido implementada. No obstante, la Corte Suprema rechazó esa posición mayoritariamente y pidió al magistrado a presentar ponencia. Igualmente, el congresista deberá pagar una multa de 46.600 salarios mínimos legales (más de $36 millones).

Morales Diz fue acusado por supuestamente integrar una organización criminal, con su antecesor en la alcaldía de San Antero, Wilmer Pérez,y ocho personas más, entre quienes hay políticos y paramilitares. Esta estructura habría funcionado entre el 2005 y hasta mayo de 2012, cuando ya era senador.

El expediente habla de tres envíos de cocaína hacia Centroamérica por 1.200, 1.500 kilogramos y 2.000 kilogramos cada uno. También es investigado por haberse aliado con Las Águilas Negras para la expansión de ese grupo en la zona, lo que habría implicado entrega de armas. Para ello se habría aliado con el comandante Jairo Andrés Angarita Santos.

Pero, además, fue procesado por haber contado con el apoyo de las Autodefensas, específicamente con el Bloque Montes de María, con el fin de llegar a la alcaldía para el periodo 2004-2007, sucediendo a Pérez, quien fue condenado a 56 meses por firmar el Pacto de Ralito. En el juicio, Morales Diz se declaró inocente y aseguró que su caso se originó por un “testigo mentiroso”. 

“Soy inocente. No soy ni asesino, ni paramilitar ni soy mafioso. Soy un padre de familia, un hombre casado, un buen hijo y un buen hermano (…) Haber tomado la decisión de denunciar una extorsión ha sido la causa y la razón por la que hoy me encuentro en el banquillo de los acusados”, señaló en el marco de este proceso Morales Diz. Sin embargo, poco le creyó la Corte Suprema.

Tomado de: www.elespectador.com

Comentarios

Comentarios

Check Also

Estudiante de Unicórdoba trabajará con Google en el área de mercadeo.

  La estudiante María Lucía Carriazo Flórez, estudiante del programa de Ingeniería  Industrial de la …