Naciones Unidas advierte desplazamiento de 600 personas en Córdoba.

Este sábado, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) en Colombia denunció que 589 personas de cuatro comunidades indígenas y campesinas del municipio de Tierralta, Córdoba, se desplazaron como consecuencia de enfrentamientos entre el Ejército y grupos armados ilegales.

Según un comunicado de la OCHA, las 143 familias “se desplazaron hacia el centro poblado de la comunidad de Simbra, perteneciente al Resguardo Indígena Embera Katío del Alto Sinú”. La información detalla que el resguardo está ubicado en la cuenca del río Verde, Tierralta.

La oficina de la ONU dijo que “del total de personas en situación de desplazamiento, 27 familias sufrieron la mayor afectación por su cercanía al lugar donde se registraron los combates entre las Fuerzas Militares y un grupo armado organizado (GAO) no identificado”.

La información agrega que las 116 familias restantes también se desplazaron a este lugar, por el temor a las hostilidades registradas en la zona. Las personas que dejaron sus hogares y que ahora se encuentran alojadas en las viviendas de los Simbra advierten que hay carencia de espacios.

En el marco de las operaciones militares en la zona, agrega la OCHA,una escuela de Tierralta resultó afectada por los fuertes vientos causados por el paso de un helicóptero de las Fuerzas Militares.

Por hechos como estos, el representande de la U, Erasmo Zuleta, citó al Gobierno a debate de control político para que se le ponga foco a esta situación generalizada en Córdoba. “Son dos mil desplazados, de los cuales el 40% son niños. Exijo que el Estado  haga presencia en el departamento, no aguantamos más pañitos de agua tibia, esto no se trata con consejos de seguridad, se necesita presencia permanente para solucionar la crisis” señaló el congresista.

El pasado viernes, la OCHA informó que otras 729 personas fueron desplazadas entre el 3 y el 7 de abril de este año en Tumaco, Nariño,fronterizo con Ecuador, por combates entre grupos armados ilegales.

Las víctimas, pertenecientes a comunidades indígenas y afrocolombianas, se albergaron en casas de familiares o amigos y algunas de ellas están en carreteras y diferentes barrios de la zona urbana del municipio, la región con mayor número de hectáreas sembradas de coca.

Tumaco es una de las zonas más conflictivas del país, donde disidencias de las Farc, Eln y bandas criminales intentan establecer su dominio para controlar el tráfico de cocaína, las siembras de cultivos ilícitos y la minería ilegal.

Tomado de: elespectador.Com

Comentarios

Comentarios

Check Also

Se libra una guerra por tomar el control del Nudo de Paramillo.

Este fin de semana se presentó un nuevo desplazamiento masivo en Córdoba, 589  indígenas y …