¡Maldita Guerra¡

 

Por: Miguel González Sánchez

Twitter: MigueGonzalez28

María del Pilar Hurtado, es el nombre de la mujer asesinada en la puerta de su casa y en frente de uno de sus 4 hijos. Al parecer se encontraba amenazada por las autodefensas Gaitanistas de Colombia. Quien sabe, quizá si o quizá no, no creo que eso sea relevante. Lo realmente preocupante es que la maldita guerra sigue cobrando vidas.

 

Mientras veía el desagarrador video de su hijo llorando de impotencia al lado de su madre fallecida, sentí rabia, ira y desesperanza, claramente incomparable con la que sentía aquel niño. Siendo franco, con una lagrima en mis ojos, pensé en ella. Pensé en su hijo. Mientras divagaba sobre las razones que conllevan a que nos sigamos matando, claramente sin encontrar una respuesta, trate de puntualizar en dos cosas. La historia de María del Pilar, y el futuro que le esperaba a sus cuatro hijos.

 

Tierralta, ha sido uno de los sectores mas violentos en Cordoba. Homicidios, bandas criminales, grupos armados y desplazamiento forzado eran o quizá, son el pan de cada día. Muchos se han ido, otros se han quedado, pero lo cierto es que María del Pilar Hurtado se quedo. Las razones, quizá no tenia donde ir, quizá amaba tanto a su pueblo que pensó poder cambiarlo, como muchos de los lideres asesinados en Colombia que viven con la esperanza de tener una sociedad mas justa donde la violencia forme parte del pasado. Las investigaciones señalan que iba saliendo hacia su trabajo cuando en la puerta de su casa fue asesinada. Trato de pensar en ella, en sus hijos, en los sueños que tenia, en que, como cualquier colombiano iba saliendo a ganarse la vida para tener un mejor futuro. La realidad indica que tenemos una sociedad indolente. Sin embargo, ante estas situaciones nadie podrá ser indolente, es por eso qué tenemos que calzarnos los zapatos de quienes viven la guerra. Zapatos que no están tan lejos de lo que vivimos todos, nadie sabe cuando nos toque vivir una situación como esa, en un país tan violento, es incierto.

 

Luego, visualizaba el futuro de sus cuatro hijos, pero sobre todo de ese que vio como la maldita guerra se llevaba la vida de su madre. ¿Confundido?, claramente. Se preguntará sin lograr entender nada, por qué su madre fue asesinada. Por qué la vida o el destino lo incluyo en ese circulo vicioso de la guerra.  ¿Sed de venganza?, espero que no. ¿Perdón?, espero que sí. La realidad es que ese circulo de victimas que luego pasan a ser victimarios debe ser erradicada. Un porcentaje alto de los niños que viven estos momentos buscan venganza, son reclutados por bandas criminales o grupos armados, y eso no podemos permitirlo como sociedad que quiere dejar la violencia en el pasado, no podemos permitir que quienes deben estar en el Colegio, las canchas de futbol, jugando y haciendo travesuras, empuñen un arma, porque la maldita guerra les quito las ganas de vivir.

 

Comentarios

Comentarios

Check Also

MONTERÍA SE LA JUEGA EN EL I TORNEO DE AJEDREZ DEL CARIBE, DE LA FUNDACIÓN A LA RUEDA RUEDA.

124 ajedrecistas semifinalistas del I Torneo de Ajedrez del Caribe, que organiza la Fundación a …