Maestros aseguran que sus servicios de salud están en coma.

Foto: Ademacor

 

El problema se debe a que el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Hacienda gira los recursos de Ley al FOMAG a cuentagotas, como si la intención fuese ahogar financieramente al Fondo.

Por: Oswaldo Marchena Mendoza.

@marchenojob

En un duro comunicado el sindicato de los educadores de Colombia, FECODE, señalaron que a pesar de estar claramente definidas las responsabilidades producto de  acuerdos entre maestros y Gobierno Nacional, “hoy la prestación del servicio de salud por parte de los operadores de los contratos es calamitoso y en la mayoría de los departamentos  se encuentra en estado de coma”.

El gremio de los educadores recordó que “con la movilización y la lucha, FECODE logró conquistar la expedición de la Ley 91 de 1989, que en su artículo 3 crea el Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio, como una cuenta especial de la Nación, con independencia patrimonial, contable y estadística, sin personería jurídica, cuyos recursos serán manejados por una entidad fiduciaria estatal o de economía mixta”

Los objetivos del fondo fueron definidos en el  artículo 5: Efectuar el pago de las prestaciones sociales; Garantizar la prestación de los servicios médicos-asistenciales que contratará; Llevar los registros contables y estadísticos; Velar para que la Nación cumpla en forma oportuna con los aportes que le corresponden e igualmente transfiera los descuentos de los docentes y Velar para que todas las entidades deudoras del Fondo cumplan oportunamente con el pago de sus obligaciones. 

Señalan que el problema se debe a que el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Hacienda gira los recursos de Ley al FOMAG a cuentagotas, como si la intención fuese ahogar financieramente al Fondo. A la par de lo anterior –señala FECODE-, la Fiduciaria “La Previsora S.A”,  que posee el contrato de administración del Fondo, en una actitud alcabalera y deleznable retiene los pagos por diversos conceptos a los operadores de los contratos de salud (quienes esgrimen esta situación –entre otras- como excusa para justificar el pésimo servicio de salud que prestan.

El comunicado del Sindicato asegura que a la fecha la Fiduprevisora no ha liquidado los contratos pasados y finiquitados en tanto que actualmente hay nuevos contratistas y/o prestadores del servicio. Al final, sostiene FECODE que quienes pagan “los platos rotos “de esta situación son los maestros y sus familias. 

Ante esa situación, el Comité Ejecutivo de FECODE convocó a una Junta Nacional el próximo 14 de agosto y llamó al magisterio y a la comunidad educativa “a declararnos en Estado de Alerta, vigilantes, y dispuestos a la movilización y a la lucha”.

 

Comentarios

Comentarios

Check Also

Puente de La Doctrina, se cae pedazo a pedazo.

Por: Domingo Cogollo Narváez Ese viaducto está ubicado sobre el río Sinú en La Doctrina, …