Los enredos de dos aspirantes a alcaldías en Córdoba con aval del partido Conservador.

Los exalcalde de Planeta Rica, Rubén Tamayo y de Cotorra, Guillermo Llorente, vuelven a aspirar en sus municipios a pesar de estar en la mira de las autoridades.

Por: Oswaldo Marchena Mendoza.

@marchenojob

El partido Conservador en Córdoba avaló a varios aspirantes a alcaldías en diferentes municipios del departamento. Llama la atención el respaldo a los exacaldes Guillermo Llorente Petro  en Cotorra y Rubén Tamayo Espitia en Planeta Rica. Ambos candidatos aparecen relacionados con líos de marca mayor.

El pasado no perdona a Rubén Tamayo.

En el año 2013, el secretario de Hacienda del municipio de Nechí (Antioquia), radicó una denuncia en la Fiscalía General de la Nación en contra del exalcalde de esa  población, Miguel Enrique Franco Menco. El tema es que en al año 2010, durante el gobierno del entonces alcalde Franco Menco, el municipio suscribió un convenio con INVÍAS para la ejecución de unas obras. El contratista seleccionado para el desarrollo de las obras fue la firma “Diques 2009”, donde actuaba como representante Legal Tamayo Espitia. El contrato sumaba 3 mil 648 millones de pesos.

Culminada la administración del citado alcalde, la Fiscalía encontró que las obras solo fueron ejecutadas en un 23% con una inversión de 857 millones de pesos. Se desconoce el destino final del dinero restante. Así lo reportó el ente investigador en un comunicado. A pesar que el contrato fue cedido a otra firma, está claro que las obras no se culminaron.

El alcalde de las obras inconclusas vuelve a aspirar en Cotorra.

La Veeduría Ciudadana Sacris Publicis, presentó denuncia formal ante los organismos de control en contra del exalcalde de Cotorra (hoy candidato), Guillermo Llorente Petro, por presuntas irregularidades en la celebración de dos convenios interadministrativos para la “Construcción de un Pavimento Rígido con instalación de redes de alcantarillado, obras de embellecimiento e iluminación en la vía principal del municipio de Cotorra”.

En el año 2013 se firmó el Contrato Interadministrativo Número 010 de 2013, “Construcción de un Pavimento Rígido con Instalación de Redes de Alcantarillado, Obras de Embellecimiento e Iluminación en la Vía principal de Cotorra”.  El Contrató se suscribió con la Asociación de Municipios de la Sabana y del Sinú, AMUSSIM, el cual tuvo acta de inicio el 3 de marzo de 2014, con un plazo de ejecución de 8 meses por valor de 4 mil 700 millones de pesos.

Como Interventor de dicho Convenio  se contrató a la Asociación de Municipios del Golfo de Morrosquillo, ASOMOR  por valor de 94 millones de pesos. A la Veeduría Ciudadana Sacris Publicis, le llamó la atención que en esa oportunidad, primero hicieron el giro correspondiente al 40% del valor del contrato (mil 880 millones de pesos) el 14 de febrero de 2014, y luego procedieron a suscribir el acta de inicio el 3 de marzo del 2014.

“El contrato se maquilló con el fin de obviar la licitación y así tomar los recursos del mismo  para la caja menor del alcalde y las elecciones de Congreso año 2014”, sostuvo la Veeduría en mención.

Según la investigación de la Veeduría, el contratista AMUSSIM, decidió de forma unilateral dar por terminado el contrato interadministrativo, según acta de terminación del día 14 de enero de 2015, día en que también liquidaron el contrato, en donde se establecieron las cantidades de obras realizadas y las que no se realizaron, las cuales quedaron plasmadas en la misma acta, soportando (justificando) así el giro inicial del 40% de anticipo entregado para la ejecución del Convenio.

De acuerdo a análisis de la Veeduría, en la liquidación del Convenio hubo un sobrecosto de 178 millones 172 mil 656 pesos.

Comentarios

Comentarios

Check Also

Puente de La Doctrina, se cae pedazo a pedazo.

Por: Domingo Cogollo Narváez Ese viaducto está ubicado sobre el río Sinú en La Doctrina, …