Lejos Del San Jorge.

 

Miguel González Sánchez

Twitter : MigueGonzalez28

Orgullosamente soy Cordobés, nací en un pueblo llamado Lorica. Para que se ubiquen, es el mismo municipio donde nació y creció David Sánchez Juliao, uno de los escritores más grandes del país. Lorica, fue quien lo inspiró para escribir maravillosos libros como, “Porque me llevas al hospital en canoa papá”, una historia desarrollada en medio del Río Sinú, donde a través de sus letras narra la situación del sistema de Salud de la región. Sin desconocer la belleza de su tierra.

Recientemente, tome un bus de Transmilenio rumbo a mí casa. Pensé que seria un viaje normal, hasta que antes de que se cerraran las puertas se subió un señor con dos niños de brazo. No sé, pero sentí cercanía con él. En medio del recorrido, note que tomo aire, se lleno de fuerzas y manifestó ante todos quienes íbamos en el Bus ser DESPLAZADO de la violencia, proveniente de Montelíbano, Córdoba. Concentre mi atención en él. Por un instante no creí en sus palabras, hasta que se detuvo el bus, me le acerqué, y conversamos de las razones que lo tenían en la capital.

Lo primero que le pregunte, con el fin de probar si verdaderamente era de allá, fue si conocía al Registrador del pueblo, quien es mi tío.  A lo cual señalo que sí. Es un señor alto, acuerpado, cejudo y bastante humilde, me indico. De inmediato supe que sí era de ese sector. Lo había descrito en perfecta forma. Luego, me señalo que era “mototaxi”, y que los paramilitares le había indicado que debía ser vendedor de estupefacientes en beneficio de ellos, de lo contrario se vería expuesto a un castigo que podría costarle la vida. Me dijo que se negó a la solicitud.

En medio de la conversación señalo que un día cualquiera estaba a orillas del río San Jorge. Estaciono su moto en cercanías mientras aprovechaba la tarde para nadar. En un momento mientras sacaba su cabeza luego de un clavado, percibió que salía humo del sector donde había dejado estacionada su moto. Inmediatamente nado hasta la orilla y noto que las personas que le habían ofrecido vender estupefaciente, le prendieron fuego a su medio de transporte. Los increpo indagando las razones de porque habían hecho eso. Respondieron que quien no estaba con ellos, estaba en su contra, y que, por tal razón, tenia 8 horas para salir del pueblo o era hombre muerto.

Me indico que inmediatamente salió corriendo hasta su vivienda. Cogió dos cajas, las lleno de ropa, tomo del brazo a su mujer, sus hijos y salió corriendo hasta la terminal de transporte. Allá cogió un bus hasta la capital del país. Entre lágrimas me comento que había pasado todo tipo de necesidades, que le faltaba comida, agua, vivienda, salud, y que su único deseo era poder volver a su Montelíbano del alma, ver crecer a sus hijos al lado del San Jorge y enseñarles a nadar tan bien como él lo hacía.

Mire fijamente a sus dos hijos quienes no debían tener más de 6 o 7 años. Él pequeño se reía con inocencia. Él mayor por el contrario miraba a su alrededor con gran extrañeza, era evidente que no se acostumbraba a los buses, las estaciones y las personas. Presumí que le hacia falta jugar con sus bolas de cristal, (Canicas), en algún pedazo de tierra en su pueblo.

Eso me puso a reflexionar:

Quienes viven la violencia son aquellos que nos dan motivos para que sigamos anudando esfuerzos en pro de que los conflictos de cualquier índole sean erradicados. No es posible que un padre de familia tenga que dejar de criar a sus hijos en la tierra que lo vio crecer solo porque violentos le dicen que debe irse. No es posible que alguien tenga que irse del lugar donde es feliz y vivir todo tipo de necesidades en una tierra que le es extraña. El llamado es sencillo, los violentos no pueden determinar quien vive o no. Córdoba, que durante años fue azotada por la violencia no puede consentir que esos tiempos vuelvan. No permitamos que la historia de Luis Fernando y su familia se repita.

 

Comentarios

Comentarios

Check Also

¡Estudia en el SENA! Participa en la Jornada Yo te inscribo en San Pelayo.

Hasta el domingo 26 de mayo los cordobeses tienen plazo para inscribirse en los programas …