La venganza de la exmujer de Mancuso.

 

Por: Iván Gallo

Martha Dereix, con quien tuvo tres hijos, quiere borrar cualquier vínculo con el horror que sembró su exesposo y contarlo todo en la JEP.

Las únicas heridas que Martha Dereix Martínez le curó a su esposo Salvatore Mancuso, fueron las que les dejó el Motocros. El “Mono”, hijo del italiano agente y  mecánico de la Toyota en Monteria, estaba de regreso después de siete semestres de ingeniería en la Universidad Javieriana. Regresaba a su tierra aburrido de la arisca Bogotá e hizo de la moto y las carreras en la ciudad su nueva carta de presentación.

El reencuentro con Martha Dereix era casi natural después de haber sembrado un afecto desde que ambos tenían nueve años. Eran vecinos del barrio Costa de Oro. Los Dereix, una famila de ascendencia francesa, había inmigrado a Córdoba desde principios del siglo XIX atraídos por el negocio de la madera. Hicieron su fortuna devastando bosques de cedro amarillo, caoba, ceiba veteada y carrero, palos finos  que exportaban a Europa desde Cartagena. Abrieron una finca de 2000 hectáreas que bautizaron Martha Magdalena, que sembraron en cacao y terminaron vendiéndosela al general Pedro Nel Ospina en la década del XX, antes de que el líder conservador llegara a la Presidencia. Los Dereix fueron los primeros en llevar a la ciudad el auto, la luz eléctrica y hasta fundaron el primer banco.

La riqueza acumulada se diversificó en varias fincas, que también abrieron a punta de hacha. En una de éstas, El Torno, nació Martha Dereix el 16 de febrero de 1964. Allí pasó sus primeros años hasta que su papá la llevó a la casa esquinera de Costa de Oro en donde conocería a Salvatore. Se casaron a los 18 años y Martha aceptó desde el principio el discreto rol que asumían las mujeres en una Córdoba donde el poder se lograba con el ganado o con los votos: la discreción alrededor de la casa y la crianza de los hijos, tres en el caso de la naciente familia: Jean Louis, Gianluigi y Jean Paul, pero la elegancia y la ostentación la desplegaban en las actividades sociales en el club de Tiro y posterior en el Campestre de Montería.

Tomado de: las2orillas.com

Comentarios

Comentarios

Check Also

¿Faltante de $ 14 billones en el presupuesto es un invento de Duque?.

  El grupo económico de Santos cree que sí, al argumentar que el presidente presentó …