La soberbia de la ANI y la bomba social que incubó en Córdoba.

 

A raja tabla podemos decir que a la ANI le importa más el bolsillo de un privado, que el impacto social y económico que la medida traerá sobre once corregimientos y sesenta veredas.

Por: Oswaldo Marchena Mendoza.

En Twitter: @marchenojob

Hacía mucho rato que no veía a los congresistas de Córdoba, dirigentes comunales, transportadores, alcaldes, líderes sociales, concejales, diputados, medios de comunicación y comunidad en general, hablar el mismo idioma. “No al traslado del peaje El Purgatorio”. Inclusive, me sorprendió un mensaje de respaldo a esa causa de la gobernadora (e) Sandra Devia. La verdad no esperaba que se involucrara en el tema, debido a su gris gestión cuando se trata de defender los intereses del departamento.

Con estoicismo, el alcalde de Montería, Marcos Daniel Pineda García; el de Tierralta, Fabio Otero Avilez, y el de Valencia, José Gómez Ramos, alzaron la voz en diferentes entidades nacionales para evitar el traslado del peaje en mención, sin que el pasado gobierno de Juan Manuel  Santos y el actual de Iván Duque, hayan atendido sus reclamos.

La Agencia Nacional de Infraestructura, en un acto de soberbia, le dijo a la dirigencia política de Córdoba y a sus habitantes, que el traslado del peaje El Purgatorio del kilómetro 18 al 13 es irreversible. La decisión la tomaron hace tiempo, de modo que las 13 mesas de trabajo donde participó la Agencia , tanto en Bogotá como en Montería con representantes de las comunidades afectadas y alcaldes, solo sirvieron para justificar la decisión, la cual repito, se había adoptado hace rato.

En un comunicado de prensa, la ANI se refirió a la petición del no traslado del peaje y señaló: “La ANI y la interventoría del proyecto han hecho un análisis detenido de cada una de las propuestas, sin embargo y con relación a la no reubicación del peaje Purgatorio, la entidad concluyó que, de no realizarse, la iniciativa privada afrontaría un grave problema de financiación que la haría inviable, y generaría, de acuerdo al marco contractual y legal que ampara la ejecución del proyecto, una terminación anticipada del contrato”.

A raja tabla podemos decir que a la ANI le importa más el bolsillo de un privado, que el impacto social y económico que la medida traerá sobre once corregimientos y sesenta veredas (cifras entregadas por el concejal de Montería, Aldrin Pinedo, en uno de los diferentes debates realizados en dicha Corporación).  

El alcalde de Valencia, José Gómez Ramos, tras conocer la decisión, trinó en su cuenta de Twitter: “Nos duele que primer acto de Gobierno de presidente @IvanDuque para Córdoba, sea imposición reubicación peaje al km 13, el cual viene de Administración pasada. Teníamos otras esperanzas. Sin duda es un golpe al desarrollo de Tierralta y Valencia, dos de los municipios más golpeados por la guerra”.

A su turno el alcalde de Montería, Marcos Daniel Pineda García, expresó que “los funcionarios de la ANI están dejando muy mal parado al gobierno del presidente Duque. Vinieron a Córdoba a imponer y no a concertar. Seguiremos buscando vías de diálogo para encontrar una salida a esta situación”. El mandatario de los monterianos fue más allá y advirtió: “Me decepciona que el primer anuncio del gobierno del presidente Duque para Córdoba sea el traslado del peaje. Como autoridad rechazo las vías de hecho, pero me preocupan las consecuencias que esta decisión de la ANI puede tener en el orden público”.

Fabio Otero Avilez, alcalde de Tierralta, escribió fuerte en su cuenta de Twitter: “Responsabilizamos a @ANI_Colombia si la comunidad decide tomar las vías de hecho para hacer respetar sus derechos”. “No somos talanqueras al desarrollo, pero exigimos respeto y un trato especial con nuestro departamento. Presidente @IvanDuque las autoridades civiles y políticas de Córdoba deseamos que usted intervenga en esta situación”.

La esencia en la preocupación de los alcaldes es que la decisión exacerbe los ánimos y los pobladores pasen de la protesta pacífica a hechos violentos, como los ocurridos recientemente en la zona de Urabá donde fueron incendiadas algunas infraestructuras de peajes y hubo fuertes enfrentamientos con el ESMAD.

La insolente propuesta de la ANI

Según el comunicado oficial de la ANI, la agencia ofrece el otorgamiento de tarifas diferenciales para los transportadores de las rutas entre Montería, Tierralta y Valencia, de manera que no se incrementará el costo del peaje para los usuarios. Esto lo comenté con dos transportadores, uno intermunicipal y otro de servicio urbano, y ambos coinciden que de todos modos el hecho que el transporte público pague un peaje (aunque sea diferencial), este impactará en la tarifa. Además es absurdo gravar con peajes rutas de servicio urbano.

Dice la ANI que los habitantes de la vereda el 15 y del corregimiento el 12 quedarán exentos del pago del peaje. Sobre dicha propuesta hablé con el concejal Aldrin Pinedo, quien considera que la misma busca bajarle la temperatura a los pobladores que están cerca al sitio donde funcionaría el peaje.

El concejal afirma que una de las zonas que más se afectará con el traslado del peaje es la subregión del Betancí, donde alistan proyectos turísticos y piscícolas. “Se frenaría esa gran propuesta socioeconómica”, sostiene.

En conjunto con el concesionario, la ANI propuso asumir la futura intervención de la vía que conduce de la vereda el 15 hacia los municipios de Tierralta y Valencia, en el año 2023, con cargo a los recursos del proyecto que estén disponibles, garantizando dos fases de mantenimiento para que se conserve el buen estado de la vía.

Esta propuesta es otro exabrupto de la ANI, porque la vía kilómetro 15 Tierralta-Valencia queda lista este año, y si se espera hasta el año 2023 para hacerle mantenimiento, es obvio que para esa época la misma estaría deteriorada.  Además hay un “mico” en la propuesta, “con cargo a los recursos del proyecto que estén disponibles”,  es decir, que habrá mantenimiento e intervención de la vía solo si hay recursos disponibles, algo que nadie garantiza.

Al cierre de esta columna, se conoció por medio de un trino del alcalde de Montería,  Marcos Daniel Pineda, que tras una larga conversación con la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, se acordó una reunión de los congresistas de Córdoba y los alcaldes de Montería, Tierralta y Valencia para tratar el tema del traslado del peaje. ¡Suerte y éxitos en los diálogos!

Comentarios

Comentarios

Check Also

INICIA PROGRAMACIÓN DE LA TERCERA FERIA DE LA LECTURA DE MONTERÍA.

  La ciudad de Montería se llena de literatura y grandes historias, a partir de …