La Jugadita de Ricardo Gaviria Jansa, Presidente de Cerro Matoso S.A.

Por Eder Blanco Bohórquez 

Se volvió costumbre en nuestro país infringir la ley a través de jugaditas a manera de excusa practica para tratar de minimizar la gravedad de los actos, como la que presuntamente planeó  y ejecutó de manera quizás premeditada el ingeniero Ricardo Gaviria Jansa, presidente y representante legal de la compañía minera Cerro Matoso, filial de la multinacional australiana SOUTH32, por medio de sus abogados que conforman el equipo jurídico del área de asuntos laborales.

El código de conducta y negocio de SOUTH32 que rige como norma de estricto cumplimiento para todas las empresas pertenecientes a la transnacional, contempla un capítulo importante relativo a un tema de penosa coyuntura a nivel mundial como lo es la corrupción y establece lo siguiente: 

Cumplir con las leyes de anticorrupción es esencial para proteger la reputación de SOUTH32 y conservar la licencia social para operar”.

Además, dice: 

La violación de las leyes sobre anticorrupción es un delito grave, el cual puede resultar en multas tanto para SOUTH32 y para sus trabajadores, y también puede resultar en el encarcelamiento de los trabajadores. También la apariencia de una violación a estas leyes puede tener un impacto grave en la reputación de SOUTH32. La violación de nuestros requisitos de anticorrupción es también un delito grave, el cual puede resultar en una acción disciplinaria, incluyendo el despido”.

En ese orden de ideas, y en el ejercicio de mis derechos constitucionales y legales, el día 18 de julio de la anualidad solicité  de manera respetuosa al Doctor GRAHAM KERR,  Director General South32 – Cerromatoso S.A. se sirva dar respuesta a la siguientepregunta:

¿Por qué razón usted, como Director General de SOUTH32 – CERRO MATOSO S.A., permitió que el equipo jurídico del área de Asuntos Laborales conformado por los abogados Honorio Castañeda Crespo y Cecilia Castellano Herrera, bajo las órdenes del ingeniero Ricardo Gaviria Jansa, los dos primeros referidos, en el ejercicio de la profesión y conocedores de la normas que rigen la materia en lo concerniente al numeral 5º del artículo 29 de la Ley 1123 del 2007 (Código Disciplinario del Abogado) y el artículo 3º de la Ley 1474 del 2011 (Ley Anticorrupción), otorgaron poder al abogado Moisés David Arteaga Espinosa para actuar como apoderado judicial de Cerro Matoso S.A. en el proceso ordinario laboral promovido por José Rafael Díaz Fuentes, expediente No. 2014-0163, como también el proceso ordinario laboral promovido por Hernán De Jesús Hincapié, expediente No. 2014-0139, así mismo, el proceso ordinario laboral promovido por Envher Iván Rey Cobos, expediente No. 2014-0204, finalmente, el proceso ordinario laboral promovido por Emilio Manuel López Arteaga, – expediente No. 2015-0026, entre otros, conociendo los abogados Honorio Castañeda Crespo y Cecilia Castellano Herrera que el doctor Arteaga Espinosa quien se desempeñó como Secretario del Juzgado Promiscuo del Circuito de Montelibano estaba impedido para actuar en los litigios mencionados y de los cuales  conoció durante su rol como secretario y funcionario público, violando con ello la ley anticorrupción y el código disciplinario del abogado de nuestro país?

A la espera que la respuesta al derecho de petición no sea con base en jugaditas como las acostumbradas por el doctor Gaviria.

 

Comentarios

Comentarios

Check Also

MONTERÍA SE LA JUEGA EN EL I TORNEO DE AJEDREZ DEL CARIBE, DE LA FUNDACIÓN A LA RUEDA RUEDA.

124 ajedrecistas semifinalistas del I Torneo de Ajedrez del Caribe, que organiza la Fundación a …