La deuda de los representantes de Córdoba.

 

Resulta que en ese examen crucial  de lucha contra la corrupción, los 5 congresistas que representan a Córdoba en la Cámara, contribuyeron con sus votos a hundir una de las iniciativas que pretendía aterrizar las propuestas de la fallida consulta anticorrupción.

Por: Oswaldo Marchena Mendoza.

@marchenojob

Si todo ese fervor y entusiasmo que muestran los estudiantes para defender en las calles a la universidad pública lo utilizaran el día de las elecciones, muchos mandatarios mediocres no estarían al frente de departamentos y municipios, y quizás la Presidencia de la República no la hubiera ganado un movimiento político que llegó a masacrar los acuerdos de paz, a negarle las curules a las víctimas, y es posible que no tuviéramos a un Presidente interesado más en temas triviales de farándula, que en resolver asuntos  fundamentales como la crisis de la educación.

Si los jóvenes de este país no fueran tan apáticos a la política, seguro que otro modelo de gobierno estuviera al frente de la Nación; pero a los estudiantes no les gusta salir a votar;  porque, y con toda razón, le perdieron la fe a la política.

En la pasada campaña a Congreso me llamó un joven empresario con aspiraciones políticas, y comenzamos a trabajar con varias personas, a soltar ideas con la intención de ir acumulando insumos y construir unas propuestas. A mí me tocó ayudar a diseñar un ítem  que se denominó, propósitos de campaña, e hice énfasis en algo que nos preocupaba a todo el equipo, “¿Cómo lograr que los jóvenes vuelvan a creer en la política?”

Al final la campaña nunca despegó;   pero recuerdo que alguien expresó, “El vallenato se mantiene vigente gracias  a cantantes como Kaleth Morales que con su magia logró que los jóvenes se volvieran a enamorar de ese  género musical, proceso que ya había comenzado con Carlos Vives”. Necesitamos a muchos Kaleth Morales y Vives en la política para cautivar a los jóvenes, dije en aquel momento.

En Córdoba muchos jóvenes se entusiasmaron con la figura fresca de Alejandro Lyons, se dejaron seducir por su propuesta de pasar la página y lo acompañaron en las urnas para tratar de presionar un cambio en la política departamental. Los resultados todos lo conocen y hoy esos jóvenes no quieren participar en una elección.

Había mucha expectativa por el trabajo que realizarían a partir del pasado 20 de julio los congresistas de Córdoba  que resultaron electos; pero sobre todo la mirada estaba puesta sobre los representantes a la Cámara, debido a que de los 5, cuatro llegaron por primera vez a ese escenario de las leyes y los grandes debates a los temas nacionales.

A la Cámara por Córdoba llegaron por primera vez  tres jóvenes con el enorme compromiso de reinventar la política del departamento y  lograr que muchos jóvenes se vuelvan a interesar en ella. Erasmo Zuleta Bechara, Andrés Calle Aguas y Wadith Manzur Imbet, comenzaron bien su gestión parlamentaria, con ímpetu, ganas y deseos. Al lado de ellos repitió curul Sara Piedrahita Lyons y debutó Jorge Burgos Lugo.

Con los senadores de Córdoba (Bancada Córdoba Unida) lograron que se aprobara en primer debate en la Comisión Tercera de la Cámara el proyecto de ley que extiende la vigencia de la estampilla pro desarrollo educativo de la Universidad de Córdoba, que le proveerá 100 mil millones de pesos al centro de estudios superiores.

Esa misma bancada consiguió 600 millones de pesos para atender puntos críticos en la vía Santa Lucía-Moñitos;  la ayuda son paños de agua tibia, pero por lo menos logró que el gobierno nacional priorizara la vía y la ubique en la agenda pública de las futuras inversiones.

Los 5 representantes de Córdoba, sobre todo los jóvenes que incursionaron por primera vez, tenían una cita importante con la bandera de la anticorrupción, una prueba de fuego al momento de votar el proyecto que limitaba a tres periodos los cargos de congresistas y concejales; proyecto que se derivó de la fallida consulta anticorrupción (la misma que obtuvo más de 11 millones de votos),   después de un compromiso que asumieron la mayoría de los partidos políticos y el Presidente de la República. Resulta que en ese examen crucial los 5 congresistas que representan a Córdoba en la Cámara, contribuyeron con sus votos a hundir la iniciativa.

¿Cómo pueden los jóvenes creer en las propuestas de estos  representantes, si en su primera cita para derrotar la corrupción le fallaron al país y a Córdoba? , ¿Acaso ellos no representan la renovación de la política, una nueva generación de congresistas?

Sin embargo, sería escribir de mala fe si no destacó el papel que los 5 representantes han jugado en el frente común que en Córdoba se montó contra el traslado del peaje el Purgatorio, así como su participación activa en la Bancada Caribe donde se trabajan importantes proyectos de impacto en la región y se sigue presionando la presencia de un nuevo operador de energía para el Caribe que nos haga olvidar los días oscuros de Electricaribe.

El meridiano de la gestión de los representantes de Córdoba también pasa por su compromiso contra la corrupción, el mal que está devorando a las instituciones del Estado y que tiene desde hace rato a Córdoba en el foco de la opinión pública nacional, y aunque los últimos hechos están mostrando que el derrumbe moral comienza en Bogotá, (ahora Colombia está en los reflectores internacionales),  los representantes del departamento tienen una cita con la historia de Córdoba, para demostrarle al país que somos más que ganado y porro.

NOTA: Los nuevos diseños del mercadito del sur y la apropiación de recursos por parte de la Alcaldía de Montería y la Gobernación de Córdoba,  llenan de optimismo a comerciantes y usuarios de ese deteriorado centro de abastos, quienes por fin observan una solución definitiva con la construcción de una moderna infraestructura de mercado. Es una gestión del alcalde de Montería, Marcos Daniel Pineda, que cuenta con el apoyo de la gobernadora de Córdoba (e), Sandra Devia. La participación de los congresistas  Wadith Manzur y Erasmo Zuleta, ha sido relevante para la consolidación y pronta materialización del proyecto.

Que los jóvenes vuelvan a creer en la política sigue siendo un gran reto.

Comentarios

Comentarios

Check Also

El día que la ciudadanía puso a tambalear al grupo Aval.

El pueblo se unió y las nuevas tecnologías sirvieron de trincheras: los grandes imperios económicos …