Hablemos un poco de todo Mouseland o Colombia en manos de los Gatos Realismo mágico.

 

Por Jorge Enrique Díaz Varela

Mouseland o la tierra de ratones es una fábula inicialmente contada por Clarence Gillis y posteriormente popularizada por Tommas Douglas, político socialdemócrata canadiense. Esta es una fábula sobre el sistema político burgués, sobre la democracia representativa bipartidista de los estados capitalistas, algo muy parecido a lo que ocurre en nuestra patria, en cada uno de los terruños por alejados que estén del centro político.

La fábula “Mouseland” nos cuenta cómo se desarrolla la democracia en esa tierra, donde las mayorías eran ratoncitos (pueblo de estrato 1, 2, 3 y 4), allí ellos transcurrían en su vivir día a día, y que era gobernada por unos gatos (industriales, estratos 5 y 6, castas políticas) que hacían todo para beneficiarse a ellos, en detrimento de las mayorías, los ratoncitos

Hoy quiero utilizar esta fábula para hacer una reflexión, y en especial teniendo en cuenta el circo montado por un partido en particular porque a su líder (un gato) es llamado a responder ante la justicia (hecha por gatos para los gatos), mientras que el pueblo en su mayoría con bajos niveles de educación desempleados y vulnerables (ratoncitos) lo defienden, algunos pocos lo atacan pero esos son los desadaptados (para eso existe una fuerza especializada de ratones que lanza gases lacrimógenos y agarra a palos a los demás ratones), vuelvo a mi reflexión viendo el desarrollo electoral actual, y comparo la actitud de los ciudadanos de nuestro país frente al proceso electoral regional que como en la fábula seguirá eligiendo a los mismos con las mimas (gatos, negros o blancos, rojos o verdes o en coalición), manteniendo un sistema que favorece siempre a los mismos y deja desprotegidos a la gran mayoría.

Es casi increíble al ver esta fábula, este discurso dicho por el canadiense Tommas Douglas hace más de 50 años, que todos los ciudadanos sigamos cometiendo los mismos errores y no ser capaces (o tal vez nos asusta) elegir a otros que sean diferentes, que sean ratones capaces de hacer leyes para ratones, en Colombia aunque aparentemente existe 16 partidos o movimientos legalmente creados, la realidad es que nos mantenemos en un bipartidismo, en el que solo hay dos opciones que muy poco se diferencian, que no mejoran nuestra calidad de vida, si no que deterioran más la vida de los ciudadanos (los ratones)

Por cierto no nos olvidemos de que nuestros políticos, esos gatos de la fábula tienen herramientas que les permiten perpetuarse en el gobierno y mantener sometidos a los ratoncitos, y es el uso y manipulación de los grandes medios de comunicación, además el uso de estudios (encuestas) que amañan la elección de uno u otro gato, sea rojo, verde, amarillo, azul o de coalición, “cocinan” informes y encuestas de manera que los ratoncitos solo se dejan llevar y aunque voten por su preferencia, terminan acatando lo que les ordenan los gatos, sometiéndose a ellos y siguiendo con el deterioro de nuestras vidas.

Recordemos que nosotros los ciudadanos (ratoncitos) nos hemos olvidado que somos los que elegimos a los políticos que nos gobernaran y somos nosotros los que tenemos el poder de decir quien nos gobierne (gatos o ratones), que tal si por fin elegimos ratones para que gobiernen para nosotros, dejemos los gatos de un lado, porque sus normas nos seguirán haciendo más vulnerables.

De todos y todas depende que podamos o no cambiar el entorno de nuestras vidas, vemos muchos ratoncitos haciendo un buen trabajo electoral, en partidos grandes o chicos, en partidos tradicionales o alternativos, pero es importante abrir los ojos porque en esos movimientos o partidos hay gatos disfrazados, es hora de acabar con las hegemonías en las alcaldías, gobernaciones, concejos y edilatos.

Finalmente destaco la frase final de la fábula / discurso, que tiene una implicación interesante ante nuestra realidad electoral:

“Pueden encerrar un ratón o un hombre, pero no pueden encerrar una idea”

Thomas C. Douglas

Recordemos el 27 de octubre elegir a los mejores intentemos elegir a mas ratones que gatos, y veremos el inicio del cambio, es hora que los ratones seamos gobernados por ratones, no mas gatos.

Comentarios

Comentarios

Check Also

Los alcaldes y gobernadores que lograron reducir los accidentes de tránsito en sus territorios.

El reconocimiento especial se les hizo a los alcaldes y gobernadores que enfocaron sus esfuerzos …