En la tarea de recuperar la dignidad de Córdoba.

El gobernador está reclamando con vehemencia que se cumplan los plazos de la terminación y puesta en funcionamiento de los acueductos regionales del San Jorge y Costanero. A raja tabla, ello significa comenzar a golpear al monstruo de la corrupción.

 Por: Oswaldo Marchena Mendoza.

@marchenojob

Había que recuperar la dignidad de Córdoba”. La frase se la escuché al gobernador, Orlando Benítez Mora, pocos días después de su triunfo en las urnas y antes de iniciar su mandato. En esa primera rueda de prensa, Benítez mandó un mensaje claro de transparencia y señaló el sendero para recuperar la confianza y legitimidad del departamento. 

 Abrir la llave de la transparencia y cerrar el grifo de la corrupción, es la hoja de ruta que se trazó el gobernador de Córdoba, Orlando Benítez Mora, desde que se instaló en el palacio de Naín, el pasado primero de enero, tras tomar juramento como nuevo mandatario del departamento.  Los primeros pasos de su mandato le apuntan a cumplir ese objetivo.

Benítez Mora, no está viendo por el retrovisor; su mirada, objetivo y plan de gobierno le apunta al horizonte, ese que vislumbró desde sus primeros años como diputado, cuando soñó con un departamento lejos de la violencia, con oportunidades para los humildes, incentivos para los campesinos, atención eficiente en los servicios de salud, oportunidades de empleo y plenas garantías de acceso a vías y a servicios públicos. La vida le acaba de entregar la oportunidad de cumplir esos sueños. 

El gobernador está reclamando con vehemencia que se cumplan los plazos de la terminación y puesta en funcionamiento de los acueductos regionales del San Jorge y Costanero (este último con una inversión que supera los 45 mil millones de pesos y nada que le llega el agua a los municipios que se beneficiarían del mismo, Puerto Escondido, Canalete y Los Córdobas). En plata blanca esto significa empezar a golpear al monstruo de la corrupción hasta torcerle el pescuezo.

Los Encuentros  Territoriales de Paz y Planeación Territorial, acercan al gobierno departamental  con las comunidades, de donde se alimenta para la construcción del Plan de Desarrollo. Un Plan que según el gobernador, debe atender con eficiencia las necesidades de la población. 

A la salida de los encuentros territoriales, la gente se sorprende por la forma precisa como el gobernador conoce las realidades de cada municipio. Benítez tiene un diagnóstico de todos los males de Córdoba, y el éxito de su mandato está atado a las formulas que diseñe y  utilice para combatirlos. 

Cerca de los políticos y lejos de la politiquería. 

Benítez Mora, ganó la Gobernación de Córdoba con una amplia coalición de fuerzas políticas y sociales, cuya candidatura se edificó sobre su carisma, conexión con la gente y gracias a un mensaje que logró comunicar oportunamente, “Ahora le toca al Pueblo”. Hoy en su mandato sigue con esos apoyos y más cerca de la gente.

En Bogotá se le ve al gobernador de Córdoba, de la mano de los congresistas que acompañan su gestión, tocando las puertas de los ministerios, y de entidades gubernamentales claves para jalonar proyectos de gran impacto social en el departamento. Se puede decir que Benítez está cerca de los políticos, pero lejos de la politiquería.

Cree en las Alianzas.

La Gobernación de Córdoba y la Universidad de Córdoba acaban de trazar una agenda conjunta para resolver problemas estructurales de la región. La idea consiste en aprovechar toda la capacidad científica de la institución de educación superior, y de esta forma comenzar a combatir problemas estructurales del departamento, como erradicación del analfabetismo, pobreza extrema, aplicar modelos alternativos de sustitución de cultivos de usos ilícitos y regionalizar la educación superior (aumentar cobertura de Unicor).

Estas alianzas son posibles cuando se tejen en el campo del mutuo entendimiento, sin celos de ninguna índole, y solo pensando en el bien del departamento. El Rector de Unicórdoba, Jairo Torres Oviedo le acaba de entregar al gobernador Benítez, la llave para que su gobierno acceda al conocimiento que tiene la entidad y lo utilice al servicio de la región.

En el marco de esa alianza, y cumpliendo compromisos pactados entre el Gobierno Nacional y los campesinos del Sur de Córdoba, en el tema de sustitución de cultivos ilícitos, el gobernador presidió una mesa de trabajo en el municipio de Puerto Libertador con el propósito de establecer una hoja de ruta y trabajar articuladamente. En esa tarea jugará un papel preponderante la Universidad de Córdoba. 

Al final de su mandato, si Benítez Mora, logra recuperar la confianza total, la dignidad del departamento, y si vuelve a entusiasmar a los jóvenes para que se metan a la política, a que participen en los procesos de elección, si todo ello se logra en el mandato de “Ahora le toca al Pueblo”, entonces nos libraremos en Córdoba de intervenciones nefastas como la que existen hoy  en Comfacor y en los hospitales de Montería y Cereté. 

Comentarios

Comentarios

Check Also

Primera cabina anti Covid 19 es creada con el aporte de egresados unicordobeses.

Gracias al ingenio de seis jóvenes cordobeses, cuatro de ellos egresados de la Universidad de …