EN HORA BUENA: #ElTeamDeLosTibios.

 

Por Jorge Enrique Díaz Varela

Tibio en Política: Ciudadano que intenta mantener cierta maleabilidad de pensamiento, busca la igualdad de condiciones y la dignidad humana, cree en el respeto a la inteligencia y el trabajo de quienes nos antecedieron, desconfía de discursos fundacionales, con una clara “Ni resignación, ni desmesura” y finalmente cree que la perfección es una idiotez, pero también que todas las instituciones son perfectibles, que frente a los problemas sociales nunca nos pondremos de acuerdo, que las fallas del mercado deben evaluarse a la luz de las fallas de estado y viceversa, no se ilusiona con la política, ni por una política apasionada y desbordante”.

Desde hace algunos días ciudadanos famosos y del común se posicionaron como de centro entre ellos Fajardo, Margarita Rosa, Daniel Samper, Vladdo, Carlos Vives y este servidor, y ¿Por qué de centro y no tomamos partidos de uno de los dos extremos que amenaza con destruir el país? entre otras cosas porque estar en el es no pertenecer a ningún extremo ideológico y con ellos ver más claro la situación que amenaza a Colombia, sumido en una guerra “ideológica”, que más bien se parece al trágico periodo de nuestra historia denominado Patria Boba.

Es claro que a todos nos atraen los extremos, pero si empezamos a tomar conciencia y buscar la reconciliación de nuestra patria lo primero que debemos hacer es no polarizar, cada uno de los extremos tiene sus verdades, pero también están cargados de pecados, ninguno de los dos líderes de dichas extremas tiene su conciencia totalmente tranquila, los dos se agreden y con ellos arrastran a sus seguidores que como “zombis” solo responden a la orden del “Patrón” sin importar la ideología que este les señale.

Para muchos impulsores de la polarización ser “tibio” se entiende como una posición que le falta carácter, que no se ha decidido por una ideología en particular, y para el caso de Colombia no pertenecer a uno de los dos grupos políticos enfrentados en la actualidad, algo muy parecido al enfrentamiento entre los partidos tradicionales de mediados del siglo XX, para esa época estaban lo chulavitas, pajaros, cachiporros entre otros nombres para quienes polarizaban, hoy son Bacrim, águilas negras, uribestias o petroñeros pero sigue siendo el mismo principio polarizador y generador de violencia.

Ser Tibio invariablemente se ha tomado como un vocablo despreciativo, un adjetivo negativo, pero, a pesar de esto muchos colombianos hablaron de las ventajas de no estar matriculados a un extremo ideológico en una época de tanta polarización, y que busca de alguna manera encender la mecha de la violencia, opacando con ello los esfuerzos del gobierno Santos para lograr una Paz estable y duradera.

Muchos ciudadanos estamos cansados de la “guerra verbal” entre dos sectores, sectores que dividen y polarizan la nación, llevándola al caos, unos y otros se responsabilizan de la realidad nacional, y lo único claro es que los dos de una u otra manera han ayudado que esta realidad se esté dando, los unos apoyando la violencia en busca de una seguridad nacional, y los otros cayendo en las mismas prácticas politiqueras y burocráticas que tanto critican.

Lo claro es que a los que denominan tibios son más moderados en sus posturas y buscan por lo contrario un consenso, en el que la igualdad de condiciones, la dignidad humana, el respeto a las ideas, la tolerancia al argumento contrario y la reconciliación son las banderas a enarbolar, alejándose de seudo discursos fundacionales y de líderes salvadores que le devuelven la dignidad a un grupo, mu y al estilo hitleriano, donde un puñado de hombres, mujeres y niños eran culpables de la realidad nacional, algo en el que Colombia ha ido cayendo, y sea quien sea el que está en el poder siempre buscara con sus seguidores intentar aplastar al otro, sin medir las consecuencia para los ciudadanos del común.

Es claro que frente a los problemas sociales nunca nos pondremos de acuerdo, que las fallas del mercado deben evaluarse a la luz de las fallas de estado y viceversa, no se ilusiona con la política y menos por una política apasionada y desbordante que afecta la cordura del país, llevándonos a una locura colectiva que de no atenderse a tiempo nos llevara a una nueva crónica violenta de nuestro país.

Por ello he decidido estar entre los tibios y no matricularme con uno u otro sector, yo deseo un país capaz de entender las diferencias, de reconciliarse y con ello llevarnos al desarrollo social y económico que deseamos.

Comentarios

Comentarios

Check Also

CVS lidera Alianza Estratégica Regional.

El Señor Gobernador de Antioquia, doctor Luis Pérez Gutierrez, el Director General de la Corporación …