Emberas, conmemoraron 25 años de despedida del río Sinú.

 

Por: Domingo Cogollo Narváez 

La despedida del Sinú esa vez, se realizó en balsas desde la zona alta del río, hasta Lorica en la parte baja. Los nativos protestaban por la construcción de la represa de Urrá. La despedida del río Sinú, en lenguaje embera, es Dowabura.

Más de 200 indígenas Embera Katíos, conmemoraron este domingo 1º de diciembre, con una marcha en Montería, los 25 años de la despedida del río Sinú, realizada el 4 de noviembre de 1994, antes de la construcción de la represa de Urrá I que desplazó gran cantidad de nativos. La actividad se realizó en el marco del VI Festival de la Memoria y la Verdad.

Los aborígenes llegaron a Montería en horas de la tarde, luego que el sábado habían salido, en balsas, de 32 comunidades de Río Sinú, Río Verde y Río Esmeralda, hasta llegar al corregimiento de Puerto Frasquillo, arriba de Urrá, en el municipio de Tierralta, donde abordaron cinco buses para terminar su destino en la capital cordobesa.

Todos ellos, lucían las caras pintadas, vestidos coloridos y característicos. Se hallaban adultos, jóvenes y niños. Su llegada fue al Parque Simón Bolívar, al frente de la catedral San Jerónimo de Montería, donde hubo la presentación de un grupo que interpretó música indígena.

Luego, pasadas las cinco de la tarde, salieron en marcha, por la calle 27, después tomaron toda la avenida primera, para llegar a la calle 41 hasta la carrera 7, por donde doblaron hacía el Parque Los Laureles, ubicado entre las calles 43 y 44 con carreras 7 y 8 de la capital cordobesa.

Los miembros de la etnia portaban pasacalles y pancartas, alusivos a la despedida del río Sinú, de aquella época. Asimismo, de apoyo al Paro Nacional y al Cacerolazo Latinoamericano. En ese mismo sentido agitaron las diferentes consignas durante todo el transcurso de la caminata.

Ya en el Parque Los Laureles, hubo la presentación de un dramático relato por parte de la familia Hernández, natural del Nudo de Paramillo, que hace 18 años, las Farc les asesinó a 12 personas. Esa familia iba en una motocanoa hacía el Río Manso junto a otras 11 personas, las cuales también murieron. En total fueron 23 los muertos en esa ocasión.

Más adelante se presentó la cantante Adriana Lucía, quien interpretó una canción llamada ‘Lamento sinuano’ de la autoría de su señor padre Antonio López. La canción se refiere a los estragos en el río Sinú luego de la construcción de la represa Urrá I. Adriana Lucía estuvo acompañada por el saxofonista Julio Castillo.

Posterior a esa presentación hubo un conversatorio donde participaron varios invitados, analizando los problemas que han tenidos los indígenas Embera Katíos como consecuencia de la construcción de la hidroeléctrica, que partió la historia del Sinú en dos. Uno de los temas más mencionados es que con la construcción de Urrá se acabó con el bocachico.

Los aborígenes tenían pensado llegar a la Universidad de Córdoba, pero de acuerdo con lo expreso por sus dirigentes, no les fue permitida la entrada

Los aborígenes tenían planeado llegar hasta la Universidad de Córdoba donde harían la presentación de algunos actos culturales, pero de acuerdo con lo expreso por sus dirigentes, no les fue concedido el permiso.

Los nativos regresaron en horas de la noche al municipio de Tierralta, Alto Sinú, para pernoctar en esa localidad y luego viajar a sus respectivas comunidades de Río Sinú, Río Verde y Río Esmeralda.

Comentarios

Comentarios

Check Also

Los alcaldes y gobernadores que lograron reducir los accidentes de tránsito en sus territorios.

El reconocimiento especial se les hizo a los alcaldes y gobernadores que enfocaron sus esfuerzos …