El poder oculto de Zulema Jattin.

A pesar de llevar un proceso penal a cuestas desde hace una década por presuntos vínculos con Rodrigo Tovar Pupo alias “Jorge 40” y Salvatore Mancuso, ambos comandantes de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC y extraditados a Estados Unidos en el año 2008 por narcotráfico, Zulema Jattin, la baronesa electoral de Córdoba, representante a la Cámara en dos periodos, parece mantener intacto su poder y cada uno de sus votos a 800 kilómetros de Montería y 2.600 metros más cerca de las estrellas. 

Desde un cómodo apartamento de 135 metros cuadrados, ubicado en el piso 15 de la Torre C del tradicional conjunto Torres del Parque, a solo 14 cuadras del Congreso de la República y en pleno corazón de Bogotá, Jattin, en detención domiciliaria, contempla la ciudad a través de una vista privilegiada y recibe a quienes son sus ojos en los sabanales monterianos, congresistas, alcaldes y candidatos le informan al detalle cada movimiento político.

Semanalmente, según lo certifican vecinos de los apartamentos, Jattin es visitada por gente cercana a su movimiento político. Uno de los más asiduos invitados a su residencia es el senador conservador David Barguil, oriundo de Cereté es otro de los caciques electorales del departamento de Córdoba. No se conoce al detalle, el propósito de sus visitas, sin embargo, no se desconoce la cercanía electoral que tienen los dos políticos, en momentos en que las elecciones en la región son prioridad.

Otros visitantes, al ‘besamanos’ con la excongresista son los parlamentarios Erasmo Zuleta, representante por el Partido de La U, así como Jorge Burgos Lugo amigo de infancia de Zulema Jattin y quien es considerado como uno de los alfiles del ‘Jattinismo’ en el Congreso de la República. “Especialmente, ella es visitada los martes y en los alrededores de las torres se genera un gran despliegue de seguridad con camionetas blindadas y escoltas”, asegura un habitante del conjunto.

Y es que las próximas elecciones del 27 de octubre están lejos de ser las más calmadas en esa región. En los últimos ochos años sus gobernantes se han destacado por sus líos con la justicia. El cartel de la hemofilia, las regalías, terapias y hasta el de la Toga han llevado a los amos y señores de los votos tras las rejas. Alejandro Lyons, Edwin Besaile y su primo Mussa Besaile, así como Bernardo  “Ñoño” Elias llegaron al poder con el respaldo de Zulema. Hoy, a pesar de estar procesados y señalados por corrupción todos intentan mantener su poder así sea en cuerpo ajeno.

Una contienda regional que se disputan cuatro candidatos a la gobernación. Va picando en punta el candidato del uribismo Carlos Gómez Espitia impulsado por Ruby Chagui, senadora del Centro Democrático. También cuenta con el apoyo del exsenador Bernardo Miguel ‘Ñoño’ Elías, preso en La Picota por el escándalo de Odebrecht. Oriundo de Lorica tiene el guiño de Jattin.

No obstante, la pelea en Córdoba se concentra en cuatro bandos. El ‘Jattinismo’, los conservadores, Fabio Amín con su candidato liberal y un sector de La U, Cambio Radical y los independientes que buscan alianzas.

El eje de la operación política de Zulema Jattin es el municipio de Lorica. De allí, su poder ha trascendido a nivel regional y nacional desde hace casi tres décadas como herencia de su fallecido padre Francisco José Jattin Safar. Un diplomático y congresista que perdió su investidura por el denominado proceso 8.000, a mediados de los 90. Su primo Jorge Manzur Jattin, corrió suerte similar y fue enviado a prisión por solicitar coimas para adjudicar un contrato para administrar el chance.

Es justamente en Lorica desde donde ha manejado el poder y de donde llegan emisarios de esa zona del país a su apartamento en pleno corazón de Bogotá. Zulema Jattin fue concejal de Lorica en el periodo 95-97 y desde entonces sustenta su poder electoral en ese municipio. Primero en alianzas con Martín Morales, posteriormente con su hermano Francisco José Jattin quien se desempeñó como alcalde del municipio entre los años 2012 a 2015.

Actualmente, su prima Nancy Sofía Jattin, quien es alcaldesa, maneja un presupuesto de ingresos, rentas y recursos de capital de $194.451 millones. Sin embargo, hace unas horas, frente a una huelga de los bomberos del municipio por el retraso en el pago de sus salarios respondió que, “esto obedece a la poca recaudación del impuesto predial”. La mandataria municipal también está en la mira de la Procuraduría por un contrato para brindar educación a estudiantes de bajos recursos, en donde se denunció que aparecieron 945 alumnos fantasmas.

El  denominado ‘jattinismo’, no esta dispuesto a perder su poder local en Lorica y para las elecciones de octubre su candidato es Luis José Álvarez, quien se desempeñó como secretario de Gestión Social, de la actual alcaldesa Nancy Jattin. En el concejo municipal, la excongresista Jattin tiene tres alfiles, su primo Guillermo Martínez Corrales, Nerlis Correa y Jaime López.

Sin embargo, la disputa política no está fácil en este municipio y en la región. A Jattin se le viene atravesando en los últimos años quien fuera su gran amigo de infancia, el senador liberal Fabio Amín Saleme. Un congresista que tiene como aspirante a la gobernación de Córdoba al diputado Orlando Benitez y a la alcaldía de Lorica al exalcalde Jorge Negrette.

Una pelea entre dos caciques políticos que surgió, según explicó un conocedor del tema en la región, “ que se generó en Lorica hace cuatro años por unos contratos con una fundación llamada SOS en donde nació el lio de los estudiantes fantasmas, que derivó en la detención del exalcalde Francisco Jattin Corrales, hermano de Zulema, así como el secretario de educación del municipio y el representante de la fundación”, un hecho que se le atribuye a Fabio Amín y su grupo local.

No obstante, parece que el poder del ‘jattinismo’ también se conserva en la actual administración de Córdoba. De hecho, se le atribuye como cuotas en la gobernación, Indeportes y la Secretaría de Educación Departamental.

Hace pocos días trascendió una fotografía, que según uno de los asistentes al apartamento de Zulema Jattin, demuestra la relevancia política que tiene. En la imagen aparecen Oswaldo Negret Causil, exalcalde de San Pelayo, Hugo Llorente aspirante al concejo de ese municipio, el congresista Jorge Enrique Burgos, Harvyn Espitia, candidato a la alcaldía de San Pelayo y Nicolás Andrade dirigente político de ese municipio, entre otros contertulios.

La colectividad también tiene representantes en el ámbito empresarial y lo tuvo en el gobierno nacional. Así las cosas, Félix Manzur Jattin, su primo, es director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Montería. Por su parte, Luis Miguel Pico Pastrana, fue su asistente personal, cuando Zulema Jattin fue congresista, pasó después a asesor del Partido de La U, secretario privado del exministro de Comercio Exterior Sergio Díaz-Granados, asesor en la Casa de Nariño en 2014 y viceministro de agricultura en el gobierno Santos.

Pico fue procesado por el escándalo de Odebrecht y el pasado mes de abril aceptó cargos por gestiones indebidas en el manejo del caso Consorcio Ruta del Sol II y delatado por el senador Bernardo Miguel “Ñoño” Elías, como uno de los  gestores en entrega de información del contrato de estabilidad jurídica con la multinacional.

Actualmente, Zulema Jattin afronta un juicio ante la Corte Suprema de Justicia por presuntos vínculos con las autodefensas en Córdoba. Su caso fue enviado por ese tribunal a la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP. Hace dos semanas la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia, le negó la libertad que había solicitado al considerar que los delitos por los que es procesada son graves.

La defensa de la excongresista ha destacado públicamente el buen comportamiento de su cliente, explica que cuando estuvo en libertad por vencimiento de términos respondió a la justicia todas las veces que fue requerida, dice además que no ha delinquido, ni ha entorpecido la investigación. Solicitó también permiso para trabajar porque requiere dineros para sostener a su hija menor.

Es el poder intacto de Zulema Jattin, una excongresista en detención domiciliaria desde 2009, que todas las semanas recibe visitas en su apartamento del centro de Bogotá en donde maneja aún los hilos del poder como lo hizo su padre hace varias décadas.


Tomado de: Agencia de Periodismo Investigativo

Comentarios

Comentarios

Check Also

Ingresos millonarios y deuda social en el peaje El Purgatorio.

Al tiempo que la registradora del peaje k13 no deja de moverse, los compromisos adquiridos …