Cuando termine incapacidad, la empresa me espera con carta de despido: Trabajador de Cerro Matoso.

La suerte de Iván Ramírez, es la de muchos extrabajadores de Cerro Matoso, despedidos injustamente, enfermos, en avanzada edad y sin ninguna posibilidad de rehacer su vida laboral, sumidos en la pobreza, después de ayudar a construir riquezas.

Mientras el Ministerio del Trabajo y la Gobernación de Córdoba, presentaron una supuesta estrategia para la generación de empleo, se agudizó la crisis de muchos trabajadores, que a pesar de estar enfermos siguen siendo despedidos por la empresa Cerro Matoso.

Sintracerromatoso tildó de doble moral a las acciones del citado Ministerio, porque mientras aparentemente fomenta el empleo por un lado, por el otro es permisivo ante la masacre laboral que sistemáticamente viene realizando con sus trabajadores la empresa Cerro Matoso.

A punto de terminársele una incapacidad, Iván Ramírez, trabajador de Cerro Matoso, aún se siente enfermo;  “yo tengo problemas pulmonares, de columna y a veces pierdo el conocimiento, como consecuencia de la actividad laboral y de la contaminación de la mina”.  Ahora que regrese de la incapacidad la empresa me espera con la carta de despido, sostiene.

Iván Ramírez lleva laborando 30 años en la mina como operador de maquinaria pesada y en su condición de afiliado a Sintracerromatoso sabe que el próximo 23 de mayo, cuando se le cumpla una incapacidad que lleva de 7 meses, en la empresa lo van a esperar con la carta de despido.

Nuestra lucha ha sido contra las jornadas laborales de 12 horas, prohibidas por la normatividad laboral colombiana, y sin embargo a pesar de ello, no entendemos como los jueces de le han dado la razón a la empresa, sostiene.  

“La Corte Constitucional acaba de fallar una tutela donde sostiene que la actividad de la mina causa contaminación a las poblaciones aledañas a la misma, y si eso es así, es lógico que afecta a los trabajadores, porque estamos en el corazón de la misma, y a mayor exposición del níquel con turnos de 12 horas, mayor será el daño en la salud”, puntualizó, Iván Ramírez.

La suerte de Iván Ramírez, es la de muchos extrabajadores de Cerro Matoso, despedidos injustamente, enfermos, en avanzada edad y sin ninguna posibilidad de rehacer su vida laboral, sumidos en la pobreza, después de ayudar a construir riquezas.

 

Comentarios

Comentarios

Check Also

Quiero construir la Colombia del futuro: Duque.

  Transformar el país en la Colombia del futuro, “donde la legalidad sea el patrimonio …