¿Con Uribe se gestó la corrupción de Odebrecht en Colombia?.

 

Uribe y Pastrana piden investigar con celeridad a Santos por el caso Odebrecht, ¿y todos los demás salpicados por el escándalo los olvidamos? Como el propio hijo del expresidente.

Contundentes fueron las palabras de Uribe y Pastrana para pedir que se investigue con celeridad la relación entre Santos y Odebrecht. Desconocemos si los expresidentes solo oyeron una parte de las declaraciones de Luiz Bueno, expresidente de Odebrecht en Colombia, o si solo escucharon lo que les convenía.

Empecemos diciendo que Miguel Nule, en 2010, aseguró en una entrevista al Miami Herald que ocho meses antes de que se abriera la Ruta del Sol se celebró una reunión en Panamá para hablar de posibles negocios en Colombia, de la cual hicieron parte Miguel y Guido Nule, Tomás Uribe —el hijo mayor del expresidente Uribe— y el representante de Odebrecht en Panamá, André Rabello —quien ahora es el delator del escándalo—.

Según Nule, la función de Tomás Uribe fue tratar de convencer a los miembros de Odebrecht de que era una buena idea aliarse con el Grupo Nule para llevar a cabo varios proyectos, entre otros, el de la Ruta del Sol.

Pero de eso, ni Uribe ni Pastrana dijeron algo diferente a jurar la inocencia de Tomás Uribe, quien habría participado de una reunión casual, social, sin ninguno de esos temas de por medio, como reposa en declaraciones ante la Procuraduría.

También aseguró que un alto funcionario del gobierno Uribe recibió un soborno de 6,5 millones de dólares para favorecer a Odebrecht en la adjudicación del contrato Ruta del Sol tramo 2, que ahora sabemos es el exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales, quien aceptó ante la Procuraduría su culpa.

Es importante recordar aquí, que en esa época, Andrés Felipe Arias, exministro de Agricultura de Uribe hoy prófugo de la justicia colombiana, empezó a recibir un salario de Odebrecht por ayudar en el negocio, según confesó Otto Bula.

Los nuevos señalamientos

El lunes 21 de enero Luiz Bueno, en el juicio contra el expresidente de Corficolombiana, José Elías Melo Acosta, confesó que Odebrecht, Corficolombiana y otros más, decidieron asociarse en junio de 2009 con la finalidad de estructurar un grupo que pudiera desarrollar un equipo para trabajar en la oferta de Ruta del Sol II. Lo que coincidiría con las declaraciones de Miguel Nule hace algunos años.

No obstante, ayer en el inicio del juicio, José Elías Melo Acosta, se declaró inocente para sorpresa de pocos; pero empezó a sudar apenas inició la declaración del exdirectivo de Odebrecht en el país.

Bueno no solo aseguró que Melo sabía y había aprobado el pago de coimas luego de adjudicación de la Ruta del Sol II, sino que le dijo a Luiz Bueno que pondría en conocimiento sobre ello a Luis Carlos Sarmiento (hijo) y, de ahí a que le llegara esa información a Néstor Humberto Martínez, quien jura que no sabía nada del escándalo antes de llegar a ser el fiscal general ¿qué tanta distancia pudo haber? De eso tampoco dijeron nada, pese a que Martínez Neira es amigo personal y abogado de confianza de Luis Carlos Sarmiento Angulo desde hace más de 20 años, le ha asesorado en el cierre de sus más importantes negocios y, para mayor gravedad, fue abogado de Corficolombiana y trabajó directamente con la Concesionaria Ruta del Sol II, la empresa en la que eran socios Odebrecht (63%), el Grupo Aval de Sarmiento Angulo a través de Episol (de propiedad de Corficolombiana y quien tenía el 33%) y Solarte Constructores (4%).

El expresidente de Odebrecht en Colombia también confesó que Melo sabía de todos los movimientos y reuniones y de las solicitudes de dinero para que adjudicaran rápidamente el contrato de Ruta del Sol II y que se reunieron con él después de pagarle a García Morales los 6.5 millones de dólares.

Aseguró también que no fue un pago, sino que fueron tres los realizados por CONSOL a una empresa española, de lo cual Melo también estaba enterado. Y que los pagos a empresas ficticias se hicieron a través del Banco de Bogotá, propiedad de Sarmiento Ángulo.

Un discurso acomodado

El juicio hasta ahora apenas inicia; pero ya pueden ver cuál es el cinismo y la falta de coherencia con la que el expresidente Uribe insiste en limpiarse las culpas y echarle agua sucia a Santos, que se la merece; pero no en exclusiva.

Si de verdad a Uribe y Pastrana, al Gobierno de Duque y, a la sociedad en general, le interesa la justicia en torno al caso de corrupción más grande del continente, hay que empezar por dejar de señalar con conveniencia y analizar caso a caso la participación de los personajes que hicieron posible el desfalco gigantesco que significó Odebrecht para el país.

Hay que atar hechos y sucesos y llamar a más personas a indagatoria. Hagan ustedes la suma: reunión de Tomás Uribe, los Nule y Odebrecht; coima a exviceministro García, sueldo a exministro Arias, reunión en la Casa de Nariño con el presidente Uribe, Marcelo Odebrecht y Arias. Después primer contrato a Odebrecht. Después dineros que entraron a campaña de Santos 2010, avalada por Uribe. Dineros a campaña de Santos 2014 y Zuluaga 2014, el segundo que dijo Uribe, y viaje del actual presidente de Colombia, Iván Duque y Zuluaga a verse con Duda Mendoza, quien confesó haber recibido millonarias cifras a cambio de asesoría a la campaña presidencial de Zuluaga.

¿Por qué entonces el foco debe centrarse en Santos y no en quienes facilitaron el ingreso de la multinacional fuera de los términos legales al tumbar los demás oferentes para que Odebrecht venciera? ¿Por qué la prensa tradicional le da vuelo a las declaraciones incoherentes y sin contrastar de un político que ha hecho del cinismo su argumento?

Si exigimos la renuncia o remoción del fiscal Martínez de su cargo no es porque odiemos su tono de voz, es porque claramente no ha hecho lo suficiente para castigar a los mayores responsables de una pérdida incalculable de recursos públicos.

Tomado de: laorejaroja.com

Comentarios

Comentarios

Check Also

Presidente Duque sancionó ley que renueva emisión de estampilla pro Universidad de Córdoba.

• La nueva norma autoriza a la Asamblea de Córdoba para que ordene la emisión …