Cerro Matoso – South32, Aceitando el Camino.

Por Eder Blanco Bohórquez 

Un hecho que no puede pasar inadvertido ante la opinión pública y que fue denunciado por el sindicato de la empresa Cerro Matoso – Sintracerromatoso, el pasado sábado 17 de agosto  de2019 en el programa radial la Voz del Minero, obedece a un certamen que se realizó el 21 de junio de 2019 en el Salón Mochuelo del hotel GHL de de Montería, a donde asistieron jueces y magistrados de la República. Es oportuno destacar la participación en el mismo, de los cuestionados magistrados de la Sala Civil, Familia y Laboral del Tribunal Superior de Montería, y la del controvertido Juez Promiscuo del Circuito de Montelíbano (en esos escenarios judiciales se han dirimido conflictos que involucran a Cerro Matoso-Sindicato).  

El aludido evento estuvo organizando por el Colegio de Abogados, qué es  una sociedad académica, sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es propiciar el estudio científico de los problemas laborales y la divulgación de la filosofía del Derecho del Trabajo, estimular los estudios de carácter monográfico y la elaboración de anteproyectos de códigos, leyes o decretos laborales, así como  mantener intercambios con organismos científicos, universitarios o profesionales, y concurrir a certámenes, conferencias o congresos nacionales e internacionales que se relacionen con los fines del derecho del Trabajo.

Llama la atención que en la entrada del Salón Mochuelo, lugar del evento, había instalada una publicidad de la empresa Cerro Matoso S.A. filial en Colombia de la multinacional australiana SOUTH32, en la cual daba la bienvenida al acontecimiento con avisos y logo de la empresa mencionada, patrocinando dicho encuentro.  Hasta ahí se podría decir que no hay ningún problema ético o ilegal.


Lo delicado del asunto es que el abogado GUSTAVO GNECCO MENDOZA, quién hace parte del Colegio de Abogados como integrante de su Consejo Directivo, es además socio responsable de la práctica de litigios de Godoy Córdoba Abogados, firma para la cual trabaja, y qué  instauró ante la Honorable Corte Suprema de Justicia – Sala de Casación Laboral una acción de tutela en contra de la Sala Primera de Decisión  Civil, Familia y Laboral del Tribunal Superior de Montería mediante traslado con radicado No. 1 – 55330, la cual fue admitida el 06 de mayo de  2019, actuando GUSTAVO GNECCO MENDOZA como apoderado judicial especial de la empresa CERRO MATOSO S.A. – SOUTH32; acción constitucional encaminada a dejar sin efectos la sentencia que ordenó el reintegro del directivo sindical de Sintracerromatoso, Néstor Fabio Montañez.

Asimismo, el abogado Gustavo Gnecco Mendoza es apoderado en otros procesos laborales que cursan en contra de Cerro Matoso, actuando en defensa de la empresa,  entre ellos el del exdirigente sindical de Sintracerromatoso, Federman Urango. A ojo de buen cubero observamos entonces que la empresa Cerro Matoso S.A. – SOUTH32, fue una de las patrocinadoras del evento, organizado por el Colegio de Abogados, y como se ha dicho a lo largo de esta columna de opinión el doctor GUSTAVO GNECCO MENDOZA es representante del Consejo Directivo de dicha entidad, y (aunque esto no es un delito),  son actos que la empresa Cerro Matoso S.A. – SOUTH32 quieren mostrar y hacer ver ante la sociedad, lo malo como bueno y lo bueno como malo.

Con estas actuaciones se pone en duda la imparcialidad que debe existir en los operadores de justicia y en las decisiones judiciales;  las mismas que deben tomarse atendiendo a criterios objetivos, sin influencias de sesgos, prejuicios o tratos diferenciados, más cuando la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia se alista a tomar una de las decisiones  emblemáticas en lo que respecta a la puja de los últimos añosentre Sindicato-Empresa, relativo a los procesos laborales del señor Henry Luna Payares y René Bautista, cuyos dos procesos,  en segunda instancia la justicia ha ordenado el respectivo reintegro laboral y el pago de brazos caídos. 

Aprovecho esta columna de opinión, para preguntar ante la Corte Suprema de Justicia y al Consejo Superior de la Judicatura – Sala Administrativa, lo siguiente, ¿Hubo o no un viaje de unos magistrados de la sala laboral de la Corte Suprema de Justicia con el supuesto objetivo de asistir al evento académico en el hotel HGL de la ciudad de Montería el 21 de junio de 2019 patrocinado y auspiciado por la empresa CERRO MATOSO- SOUTH32 como se observa en unas imágenes?, ¿Cuántos y qué  magistrados de la Corte Suprema de Justicia, viajaron a Montería para asistir al evento? ¿Quién los invitó y quién coordinó el viaje? y ¿de dónde salieron los recursos para esos viajes?  

También preguntarle al abogado Gustavo Gnecco Mendoza, como integrante del Consejo Directivo del Colegio de Abogados ¿En cuántos procesos actúa como abogado de Cerro Matoso en Montelíbano y Montería? ¿Por ética profesional debería decir en cuáles procesos viene actuando ante los Jueces de Montelíbano y Magistrados de Montería que invitaron por intermedio de Cerro Matoso al evento?

 

Comentarios

Comentarios

Check Also

Ingresos millonarios y deuda social en el peaje El Purgatorio.

Al tiempo que la registradora del peaje k13 no deja de moverse, los compromisos adquiridos …