Así fue que ¿Giovanny Urshela? se transformó en ¡Giovanny Urshela!.

Mientras Giovanny Urshela intenta explicar lo inexplicable, cómo un pelotero de poco poder se convirtió en un auténtico Bombardero del Bronx, le brillan los ojos de una manera especial.

Urshela dice todas las cosas correctas. Les da crédito a los Yankees, su tercera organización en cuatro temporadas, por creer en él. Les da crédito a su entrenador en Triple A, Phil Plantier, y a sus entrenadores de bateo en Grandes Ligas, Marcus Thames y P.J. Pilittere, y habla sobre cómo una mejor selección de lanzamientos y ajustes a su mecánica han sido responsables de desatar un nivel inesperado de producción en el plato.

Pero la verdad es que ese brillo está ahí porque el béisbol ha descubierto quién es Giovanny Urshela casi al mismo tiempo que él mismo lo descubrió.

A principios de febrero, los Yankees anunciaron que invitaron a 21 jugadores que no estaban en su plantel oficial de 40 peloteros a sus entrenamientos primaverales de 2019. En esa lista había un infielder colombiano poco conocido que había pasado tres temporadas en cuatro años divididos entre Cleveland y Toronto, y había sido dejado en libertad por ambas organizaciones.

Urshela sabía que era mucho mejor que el bateador unidimensional de .225 con ocho jonrones en 167 partidos que no dio la talla ni con los Indians ni con los Blue Jays. Confiaba en que tenía la capacidad de ser un jugador completo, al igual que esos talentosos peloteros colombianos que creció viendo y deseando ser como ellos, Orlando Cabrera y Edgar Rentería.

Y a pesar de que lo halagaba, era agotador escuchar constantemente que su talento se limitaba a un solo aspecto: su increíble guante.

Urshela sólo necesitaba una oportunidad más. Y llegó en febrero, con nada menos que uno de los equipos de béisbol más famosos en un país obsesionado con el fútbol como Colombia. Pero poco sabía el joven de 27 años que esa invitación de pretemporada daría un giro rotundo a su carrera.

“Recuerdo la primera vez que lo vi en los entrenamientos primaverales”, dijo el dirigente Aaron Boone. “Comenzó los entrenamientos con unos 10 días de retraso porque estaba lidiando con una pequeña molestia en el tendón de Aquiles. Pero recuerdo claramente sus primeras prácticas de bateo, su primer juego; me llamó la atención de inmediato por la forma en que hacía swing con el bate”.

“La forma en que la pelota salía del bate rumbo al jardín central, y por la banda contraria, y comenzó a hacer lo mismo de inmediato en los partidos; turno de calidad tras turno de calidad. Y no se ha detenido desde ese punto en marzo hasta ahora en septiembre. Ha sido uno de los bates más consistentes que hemos tenido todo el año, con contacto sólido día tras día. Ha sido muy divertido ser testigo de ello”.

Ese aumento tan significativo en la ofensiva de Urshela, con mucho más poder aislado y contacto sólido, se ha desarrollado desde que los Yankees volvieron a firmar al jugador de cuadro a un contrato de ligas menores tras ser adquirido de Toronto a cambio de dinero en efectivo en agosto del año pasado.

Fue entonces cuando comenzó a trabajar con el entrenador de bateo de la sucursal de Triple A de los Yankees, Plantier, quien lo ayudó a hacer los ajustes que ha continuado hasta el día de hoy. Ayudado por Plantier, y luego en Grandes Ligas por Thames y Pilitierre, Urshela hizo ajustes a su postura de bateo, manteniéndose un poco más abierto y bajando las manos, permitiéndole mantener las manos adentro y los puños arriba para tener más control de la maceta del bate, lo cual ha resultado en un aumento significativo en su poder.

“Cuando llegué a los Yankees sabía que no había demostrado lo que podía hacer. Phil Plantier me ayudó bastante desde que yo llegué allá. Como profesional, uno coge lo que va a ayudar a uno. Lo tratas, y si te sientes cómodo, lo vas a seguir haciendo porque te va a ayudar”, explicó Urshela. “En videos me di cuenta de que muchas veces en los fouls que yo tenía en mi bate estaban donde comienza la maceta. Así trabajamos en meter mis manos por dentro para que la bola no me gane, y tratar de sacar la maceta con mi cintura lo más rápido que pueda. Ahora este año yo estoy viendo que mis fouls son en la maceta. Y Marcus me deja trabajar lo que yo venía trabajando. Yo habló con él de lo que yo venía trabajando, en lo que me ayudó Plantier, y él me ayuda, cuando se me olvida una cosa, él me lo recuerda”.

Pero a menudo los cambios más significativos pueden provenir de ajustes simples, y Urshela cree que el hecho de haber dejado de ver videos de otros jugadores ha sido clave para dar un gran paso adelante en su carrera.

“Cuando paré de ver videos de todo el mundo y me enfoqué más en ver mis videos y mejorar mis cosas, las cosas cambiaron”, dijo Urshela. Antes miraba, me enfocaba mucho en ver otros jugadores. Veía muchos videos, especialmente de Miguel Cabrera y de Mike Trout. Entonces yo decía, pero para qué estoy mirando muchos videos de ellos. Son tremendos jugadores, de los mejores de todos los tiempos, pero en vez de eso comencé a mirar más videos míos porque yo quiero ser una mejor versión de Giovanny Urshela”.

“Es extremadamente importante que los jugadores no se consuman demasiado con lo que hacen otros peloteros”, ofreció Plantier. “Lo antes un jugador joven entienda lo que hace bien y quién es como individuo, los ajustes sutiles pueden ser de gran utilidad una vez el pelotero acepta quién es. Comienzan a estar a la altura de su potencial. Una de las cosas que intentamos hacer es ayudar a los jugadores a identificar quiénes son como peloteros primero, y asegurarse de que todo su trabajo sea simplemente practicar para lograr ser su mejor versión de sí mismos. Hay que darle todo el crédito a Gio por lo lejos que ha llegado este año”.

Thames, quien ha sido coach de los Yankees desde 2015 y fue promovido a entrenador de bateo antes de la temporada 2017, cree que jugar en República Dominicana también fue fundamental en el desarrollo ofensivo de Urshela. Urshela jugó dos años de béisbol invernal en Venezuela con las Águilas del Zulia (2014 y 2016, junto con su futuro compañero de equipo en los Yankees, Mike Tauchman), pero el año pasado se unió a los Tigres del Licey de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana.

“Fue a Dominicana, jugó, tuvo éxito y lo trajo eso directamente a los entrenamientos de primavera”, señaló Thames. “En la primavera, se notaba en la jaula de bateo que tenía una especie de aura, como diciendo, ‘Yo puedo jugar al mismo nivel que estos muchachos’. Y trajo eso a los entrenamientos primaverales con nosotros y no ha parado desde entonces. Encontró un par de cosas que estaba haciendo que lo hicieron sentir que podría hacer daño con el bate este año. Y sigo dejándolo hacer esas cosas, pero me mantengo observándolo. Pero sí, creo que jugar pelota invernal le dio más confianza”.

“En mi opinión, la experiencia que Gio Urshela ha tenido en Venezuela y en República Dominicana más recientemente ha ayudado muchísimo”, ofreció por su parte el coach venezolano de jugadores de cuadro, Carlos Mendoza. “No solamente el éxito que él ha tenido, pero también cómo desenvolverse en este escenario en un equipo como los Yankees de Nueva York. Yo creo que esa experiencia de Gio Urshela en la liga de invierno ha sido un factor importante”.

La pasión de Urshela por la pelota comenzó desde niño, jugando en campos de tierra llenos de piedras y vidrios. Afinó sus habilidades defensivas como arquero a los 12 años, mientras soñaba con ser Edgar Rentería. Y aunque ahora viste el uniforme a rayas con orgullo, comprende lo efímero que puede ser el éxito.

“He pensado en eso, en todo el trabajo que he venido haciendo para estar aquí, jugando con unos de los equipos más famosos del mundo, y recordando todos los momentos difíciles por los que he pasado”, admitió Urshela. “Todas esas horas practicando todos los días. Trato siempre de recordar eso y siempre recuerdo de dónde soy y hasta dónde quiero llegar; seguir trabajando y ser un ejemplo para todos esos niños que no tienen condiciones. Uno en un playón, que a veces no era ni un estadio, sino era un terreno por ahí donde uno practicaba. A veces era el campeonato y no habían bolas. Todo lo que has pasado para tú llegar aquí. A veces muchas personas piensan que todo ha sido fácil, que todo ha sido regalado. Pero no saben el trabajo que se necesita para estar aquí”.

Sorprendentemente, todo ha sido mucho más fácil para Urshela desde que se unió a los Yankees. Y gran parte de la razón han sido los beneficios que obtuvo de estar con ellos antes de su invitación a los entrenamientos de primavera.

Desde que yo me puse el uniforme de los Yankees, las cosas han cambiado. En ningún momento desde que me subieron sentí presión. Yo creo que sentía más presión cuando estaba en Cleveland que otra cosa. Eran mis primeros años y quería hacer las cosas bien y por eso a veces no me salían las cosas bien, porque quería hacer todo perfecto y ser Mike Trout”, destacó el colombiano. “Siempre supe que había que aprovechar las oportunidades que te dan. A veces no son muchas las oportunidades que tienen algunos jugadores y yo tuve varias oportunidades. Pero cuando llegué a los Yankees, ya venía un poco más preparado, ya venía más enfocado en cómo tener un mejor resultado. Y ahora quizás la gente sabe más o menos quién soy yo”.

Con una impresionante línea ofensiva de .333/.370/.555 y 50 extrabases con los Yankees antes de aterrizar en la lista de lesionados con tirón en la ingle, no cabe duda que la gente sí sabe quién es él. Y con la postemporada a la vuelta de la esquina, gracias en parte a lo que Urshela ha hecho para llevar a los Bombarderos allí, los Yankees lo tendrán de vuelta en el momento justo que lo necesitan.

Russell, de 25 años, fue golpeado por una bola rápida en conteo de 1-2, pero no salió inmediatamente del juego. Fue atendido en el plato, luego en la primera base, mientras realizaba algunos sprints para ver si podía continuar. Finalmente, anotó la primera carrera de los Cubs, pero no salió a jugar al campocorto en la parte inferior de la entrada.

Los Cubs ya han perdido al titular de la posición, Javier Báez por una lesión en el pulgar; Russell ha jugado campocorto toda la semana en su lugar. David Bote asumió el puesto de Russell mientras Ian Happ ingresó al juego en tercera base, donde Bote había comenzado.

Tomado de: EspnDeportes.espn.com

Comentarios

Comentarios

Check Also

Ingresos millonarios y deuda social en el peaje El Purgatorio.

Al tiempo que la registradora del peaje k13 no deja de moverse, los compromisos adquiridos …