“¡APA!”, “¡OA!”, “¡SABROSO!”, ALEJO DURÁN: CIEN AÑOS DE HISTORIA.

 

Por: Domingo Cogollo Narváez

Alejandro Durán Díaz, el acordeonero más grande que ha tenido Colombia,cumple mañana cien años de haber nacido en El Paso, antiguo Magdalena y que hoy pertenece a El Cesar.

Durán Díaz murió el 15 de noviembre de 1989 en la clínica Unión de Montería donde estuvo varios días internado. Fue sepultado en el cementerio de Planeta Rica, donde había decidido terminar sus días.

Este hombre, color de ébano, oro en los colmillos, a quien algunos también llamaron ‘El Negro Grande de Colombia’, fue un virtuoso para ejecutar el acordeón, componer y cantar.

Muchas de sus canciones siempre estuvieron dedicadas a las mujeres, por ejemplo: ‘La mujer y la primavera’, ‘Fidelina’, ‘Evangelina’, ‘Joselina Daza’, ‘039’ y ‘La muchachita’. ‘Alicia Adorada’, fue otro de sus éxitos, aunque no era de su autoría.

Pero de igual manera tuvo otros grandes éxitos como ‘El pedazo de acordeón’, ‘La cachucha bacana’, ‘La trampa’, ‘Altos del Rosario’, ‘El Verano’, ‘La quema de Rusia’ y “El perro negro’, entre otros.

Alejo Durán decía que él, era el hombre de las tres sedes, puesto que había nacido en El Magdalena, era cesarense por decreto y cordobés de corazón.

Aunque sus canciones tienen bastantes años, todavía suenan en emisoras, parrandas, bares, discotecas, y les gustan mucho a las nuevas generaciones. No falta quien remedee a Alejo diciendo: ¡Apa!, ¡oa!, ¡saaabrosooo!

 

Comentarios

Comentarios

Check Also

Puente de La Doctrina, se cae pedazo a pedazo.

Por: Domingo Cogollo Narváez Ese viaducto está ubicado sobre el río Sinú en La Doctrina, …